Después de tres años de caídas consecutivas, el nivel de disponibilidad y calidad financiera de las entidades del país repuntó debido a los avances en el acatamiento de los tiempos señalados por la Ley General de Contabilidad Gubernamental y la Ley de Disciplina Financiera.

Otro factor que incidió en esta dinámica fue el cambio en las administraciones estatales, las cuales retomaron la agenda pendiente, evidenciando un ambiente de competencia que refleja el interés de ser reconocidas como transparentes.

Según el Índice de Transparencia y Disponibilidad de la Información Fiscal de las Entidades Federativas (ITDIF) 2019, de la consultora aregional, el promedio nacional se colocó en 79.93 puntos, 2.44 puntos más que en el indicador del 2018.

En una escala del 0 al 100, donde 0 es nada transparente y 100 es altamente claro en materia fiscal, la media de este año evidenció un aumento; en el 2018 se obtuvo un puntaje de 77.49, en el 2017 de 77.81 y en el 2016 de 78.04.

El ITDIF tiene como objetivo fomentar la práctica de la transparencia en los gobiernos estatales; a través de que publiquen en sus portales electrónicos oficiales la revisión de la información fiscal relativa a las gestiones financieras.

Para la directora general de aregional, Flavia Rodríguez Torres, entre las causas que explican la mejora en la calidad financiera, está el papel que efectúan los gobiernos estatales.

“Las administraciones locales juegan un papel fundamental para la transparencia, lo que vemos es que hay gobernantes nuevos que han procurado acatar los tiempos señalados por la Ley General de Contabilidad Gubernamental y la Ley de Disciplina Financiera. Otro factor es que la situación de competencia observada entre los estados aumentó, esta situación refleja el interés por ser reconocidos como entidades federativas transparentes, situación que puede estar impulsada como parte del discurso del orden federal actual: no a la corrupción”, dijo.

En la evaluación del ITDIF 2019 (información al primer trimestre), la mayor concentración de entidades se observó en el grupo de transparencia fiscal alta, con 13 estados. Las que se encuentran en este nivel son aquellas que tienen un cumplimiento igual o mayor a 90.0 por ciento.

“Las entidades que están ubicadas en este sector mantienen altos estándares en la presentación de información fiscal y financiera, en todos los casos cuentan con un portal específico para la presentación de información considerada por el ITDIF. Cumplen efectivamente el ejercicio de la transparencia proactiva”, enunció Rodríguez Torres.

Este año la entidad con mayor transparencia fiscal es el Estado de México, con 99.25 puntos; seguida por Querétaro, que tiene 98.15. En el tercer puesto, hay un empate entre Sonora y Yucatán, ambos con 95.48 puntos. La siguiente posición la ocupa Puebla, con 95.30 puntos.

Destaca que el Estado de México por siete años consecutivos ha ocupado el primer lugar, obteniendo su mayor puntuación desde el 2002, con 99.25 puntos. Querétaro es la segunda vez que ocupa el mismo puesto. Por su parte, Sonora subió cinco posiciones, desde el 2016 ha mantenido esta tendencia positiva.

“Uno de los casos que más destacan es que Yucatán repitió este año el tercer lugar, a pesar de que recientemente hubo cambio de administración, le dieron continuidad a los temas de transparencia. También, Puebla es otro caso diferente, a pesar de tener elecciones para gobernador tanto en el 2018 como en el 2019”, señaló la directora.

A la mitad

En el nivel medio del ITDIF 2019 se presentan los estados cuyas puntuaciones son mayores o iguales a 70.0 puntos y menores a 90.0. En este grupo se colocaron 11 entidades.

Los territorios que se agrupan en esta sección cumplen con la mayoría de los documentos considerados en los portales destinados para la publicación de información fiscal, pero en algunos casos presentaron problemas de actualización de alguna variable.

De este grupo, resalta que Nuevo León, Durango, Coahuila y Baja California se encontraban en el 2018 en el nivel bajo de transparencia fiscal.

En la parte baja

La cuarta parte de las entidades mostraron puntuaciones menores a 70.0 puntos, ubicándose en el nivel bajo.

“Las entidades en este bloque son aquellas en las que se hizo evidente la desatención de las variables nuevas y la falta de actualización general, es decir, el abandono de los sitios de transparencia fiscal. Incluso, hubo casos donde se identificaron dos micrositios para la presentación de información fiscal, evidenciando falta de coordinación al interior del gobierno”, sostuvo Flavia Rodríguez.

Las entidades menos transparentes son: Veracruz, (39.32 puntos), Guerrero (40.97), Chiapas (45.88), Tabasco (50.15) y Ciudad de México (55.55).

Cambios

Los estados que más puntos anuales ganaron son: Durango (34.64), Nayarit (25.89) y Coahuila (20.55).

Durango alcanza su mejor nivel en la historia del índice (2002), al crear un nuevo micrositio para la publicación de la información fiscal actualizado y ordenado. Coahuila recupera los puntos perdidos del año anterior (tenía hipervínculos rotos y falta de actualización).

Nayarit mostró un desplome importante el año anterior como resultado del abandono del portal; en el 2019, la entidad retoma la publicación de información, actualiza y mejora sus criterios de publicación para recuperar avanzar desde el lugar 22 en el 2018 al 8 en el 2019.

Los estados que más puntos perdieron son: Veracruz (38.15), Tlaxcala (17.70) y Morelos (13.55).

Veracruz bajó 14 posiciones porque fue evaluado sin portal de transparencia fiscal, mientras Tlaxcala abandonó la tendencia de los últimos tres años de mejoras constantes; dejó de alimentar el micrositio. La baja de Morelos se explica por la falta de actualización principalmente en la información de estadísticas fiscales, evaluación de resultados y costos operativos.

Bloques

La coordinadora de Transparencia y Rendición de Cuentas de aregional, Noemí García, explicó que el proceso de integración del ITDIF se realizó en cuatro etapas: desarrollo de la metodología, verificación de la facilidad de acceso a la información pública, análisis de datos obtenidos con elaboración del informe y difusión de los resultados.

Este indicador considera seis bloques: marco regulatorio, costos operativos, marco programático-presupuestal, rendición de cuentas, evaluación de resultados y estadísticas fiscales.

El bloque de estadísticas fiscales, como promedio nacional, que evalúa el destino de los recursos, obtuvo 69.9 puntos, 2.7 puntos menos que el año pasado. La reducción fue por falta de actualización para cumplir con el periodo 2013-2018 de la mayoría de las variables. Los estados sin información actualizada fueron: Aguascalientes, Baja California, Guerrero, Morelos, Tabasco, Veracruz, Ciudad de México, Michoacán y Chiapas.

El bloque de evaluación de resultados (gestión) pasó de 77.4 a 75.4 puntos, situación que se dio porque en este año surgieron nuevas variables: indicadores de desempeño de los programas realizados con recursos del Ramo 33, en el primer trimestre del 2019, además de los cuatro trimestres del 2018.

[email protected]