Cancún, Qroo. A menos de un mes de que concluya el llamado año de las profecías mayas, funcionarios y empresarios del sector turístico, así como académicos, coinciden en que se dejó pasar una irrepetible oportunidad para capitalizar turísticamente la expectativa internacional que surgió en torno al fin del calendario maya.

La meta fijada por la Secretaría de Turismo (Sectur) federal de captar hasta 52 millones de visitantes por las festividades en torno al final del calendario maya en cinco estados del sureste mexicano fue, desde un principio, muy aventurada, coinciden Jesús Almaguer, director de la Oficina de Visitantes y Convenciones de Cancún, y Alejandro Zozaya, director general de la cadena hotelera AMResorts.

Las cifras más halagüeñas hablan para Cancún de un crecimiento de 17% y para la Riviera Maya, de 7% en recepción de turistas. Ello sumado se aproxima apenas al millón de turistas adicionales a los 6.5 que anualmente reciben ambos destinos.

Esta cifra es apenas una tercera parte de la meta fijada por la Secretaría de Turismo de Quintana Roo, que -a mediados del 2011- dijo que el calendario de actividades que se estaba preparando para capitalizar la expectativa internacional en torno del fin del calendario maya ayudaría a captar 3 millones de visitantes adicionales al volumen bruto de viajeros que reciben los destinos turísticos del Caribe mexicano.

LOS REPROCHES

La principal crítica por parte de autoridades estatales es la falta de presupuesto. Juan Carlos González, secretario quintanarroense de Turismo, explica que de la expectativa de traer a la cantante inglesa Adele para un concierto en las ruinas mayas de Tulum se pasó a la realización de un mucho más modesto espectáculo de fuegos pirotécnicos en la laguna Nichupté de Cancún por carecerse de recursos para costear un concierto masivo.

González Hernández asegura que en las reuniones sostenidas entre los secretarios de Turismo de Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo para coordinar las actividades en torno al Baktun o cuenta larga del calendario maya (394 años), la principal queja fue siempre la escasa disponibilidad de recursos que les impedía conformar un calendario de actividades de mayores alcances.

LAS AMBICIOSAS METAS

En abril del 2012, la entonces secretaria de Turismo, Gloria Guevara Manzo, presentó en Cancún los objetivos y acciones que desde el gobierno federal y los gobiernos de los estados se impulsarían para capitalizar la expectativa en torno a las llamadas profecías mayas derivadas del final del calendario de esa civilización, marcado el 21 de diciembre del 2012.

Las principales metas planteadas en ese entonces fueron: posicionar a la cultura maya como una de las grandes civilizaciones de la humanidad, integrar a la región como un multidestino sustentable, competitivo y con visión de largo plazo; diversificar y definir la oferta con productos turísticos de calidad, vinculando esos elementos a través de una gran ruta regional.

La hoy exsecretaria Guevara también dijo entonces que se pretendía conformar una macroruta del Mundo Maya, reforzando la conectividad terrestre, aérea y marítima, así como elevando la calidad de servicios y la seguridad de los sitios más representativos de la cultura maya. Dicho circuito abarcaría los estados de Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, así como a Belice, Guatemala, El Salvador, Honduras.

El proyecto consideraba hasta 16 enlaces aéreos que conectarían las ciudades capitales de los principales mercados emisores de viajeros, así como 25 sitios con accesibilidad marítima, con la finalidad de crear la primera ruta náutica de la región Mundo Maya.

Asimismo, se presentó un programa de más de 1,000 eventos a realizarse en los cinco estados sureños de México.

Jesús Almaguer, director de la Oficina de Visitantes y Convenciones de Cancún, comenta que se dejó de hacer mucho de lo propuesto por el gobierno federal y, en consecuencia, no se ha podido concretar ese ambicioso plan de conectividad.

CALENDARIO DE EVENTOS

Máximo García Rocha, director municipal de Turismo en Cancún y exvocero de la cadena Royal, reconoce que hubo una falta de planeación que quiso sustituirse con anuncios ambiciosos por parte del gobierno federal en torno a una fecha que no estuvo nunca en las previsiones de ninguna dependencia hasta que empresas privadas como Xcaret anunciaron una serie de actividades alusivas.

Darío Flota, director del Fideicomiso de Promoción Turística de la Riviera Maya, reconoce que el tema despertó un amplio interés en mercados europeos que ayudó a incrementar el flujo turístico en el 2012 plagado de problemas económicos en los principales mercados emisores de turismo para México.

Sin embargo, no veo que este tema por sí sólo pueda lograr las ambiciosas metas trazadas en visitantes; sí hay un incremento en el número de italianos que visitan los circuitos de vestigios arqueológicos en Yucatán y Quintana Roo y, muy a pesar de la crisis y la expectativa de un decrecimiento este año, seguimos creciendo .

[email protected]