Puebla, Pue. El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Puebla consideró inviable la desaparición de delegaciones, sobre todo las relacionadas con economía y el campo, ya que afectará principalmente a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

Carlos Montiel Solana, presidente del organismo, refirió que las mipymes son sectores productivos que requieren atención especial en proyectos, al ser quienes más acceden a recursos mediante créditos.

Agregó que las 25 cámaras afiliadas prevén más complicado hacer trámites o solicitar financiamientos públicos, “los cuales a estas alturas, de por sí, son difíciles de lograr con las delegaciones, entonces al desaparecerlas será doble burocratismo”.

Mencionó que un coordinador estatal tendrá demasiado control aun cuando delegue responsabilidades por áreas, las cuales “no pueden sacar el trabajo de una delegación”.

Aún teniendo las delegaciones, los proyectos productivos tardan medio año en ser validados, por lo que si desaparecen esas representaciones se corre el riesgo de que queden archivados, expuso.

Montiel Solana dijo que a los empresarios les preocupa esa decisión del próximo gobierno federal, lo cual comparte la Iniciativa Privada en otros estados, ya que puede significar un retroceso.

Recepción

El presidente de CCE local agregó que las delegaciones federales entrarán pronto en el proceso de no recibir más proyectos para estar listo cuando se deba hacer la entrega y recepción, situación que implicará poner en stand by algunos proyectos, en el transcurso del segundo semestre.

Los empresarios, señaló, tienen una mayor interacción con las secretarías de Economía, del Trabajo y la de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, por lo que desconocen cómo trabajarán a partir del próximo año.

“Esperamos que esta desaparición de delegaciones no sea contraproducente, lo ideal sería que dichos cambios se hagan para el segundo año del sexenio, con una mejor planeación para garantizar su éxito”, afirmó.

Carlos Montiel indicó que organismos como las cámaras de la Industria de Transformación; de Comercio, Servicios y Turismo; de la Industria del Vestido y la Confederación Patronal de la República Mexicana se mantienen en incertidumbre porque no saben cuál será la nueva directriz que impulse la economía estatal.

[email protected]