Monterrey, NL. El gobierno de Nuevo León, sin aplicar ningún ajuste al gasto, estima que el déficit para el 2021 sea de 12,482 millones de pesos, frente a los 6,110 millones de déficit que se prevén al cierre del 2020.

El titular de la Secretaría de Finanzas y Tesorería General del estado, Carlos Garza Ibarra, acompañado por diputados integrantes de la Comisión de Presupuesto del Congreso estatal en una nueva reunión de análisis del Paquete Fiscal 2021, informó que se propondrá a los legisladores un Presupuesto de Egresos para el año próximo de 108,317 millones de pesos, que representa una caída real de 0.2% respecto al autorizado en el 2020.

Añadió que no se crearán nuevos impuestos e derechos y tampoco se elevarán los ya existentes; sólo se aplicará la actualización de la Unidad de Medida y Actualización (UMA).

Se proyectan disminuciones de 2.2% de los ingresos totales, de 11.4% en los ingresos propios y de 3.1% de las participaciones, mientras que en el total de las transferencias federales se vaticina un incremento de 0.1 por ciento.

Sobre el ´déficit del gobierno estatal, el funcionario explicó que la administración lo bajó a 3,800 millones de pesos en abril, aunque la presión por la caída de ingresos derivada del Covid-19 ocasionó que el déficit llegara a más de 6,000 millones.

Indicó que se pide un presupuesto que le dé facilidades al gobierno, sobre todo en salud, seguridad y educación. Por ello, se incluyen 6.5 millones de pesos para la operación de los equipos de transición de los gobiernos saliente y entrante en el 2021.

El financiamiento propuesto es de 2,970 millones de pesos, más lo que permita la Ley de Disciplina Financiera como compensación a la caída de ingresos y aumento de gastos por la pandemia.

Se planea efectuar la reestructura de la deuda de corto plazo en febrero del 2021, la cual permite su liquidación hasta diciembre del próximo año, por un monto de 2,970 millones de pesos, que es el techo financiero.

estados@eleconomista.mx