La Iniciativa Privada (IP) de Jalisco denunció pérdidas económicas incuantificables y advirtió sobre el riesgo de perder inversiones como consecuencia del desabasto de gas natural proveniente del gasoducto, que atraviesa el país desde Tabasco hasta esa entidad.

Pese a que Petróleos Mexicanos negó el desabasto del energético, a través de un comunicado, y prometió resolver en las próximas semanas el problema de la baja en el suministro, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) desconfía que la paraestatal cumpla ese compromiso y teme que la crisis del combustible se prolongue indefinidamente.

Sin dar mayores detalles, el presidente en Jalisco de la Coparmex, Óscar Benavides, denunció que una sola empresa afiliada al organismo registra pérdidas de 1 millón de dólares semanales y advirtió que las empresas de gran tamaño empezarán a despedir entre 100 y 150 empleados cada una.

Estamos con el Jesús en la boca, sobre todo porque muchos de nuestros afiliados dependen de ese energético , comentó el también empresario gasero.

Esto genera inhibición de nuevas inversiones hacia Jalisco o disminución de nuestros niveles de competitividad , agregó.

Denunció que las alertas emitidas en el Sistema Nacional de Gasoductos de Pemex Gas y Petroquímica Básica afectan sólo a las empresas instaladas en la zona metropolitana de Guadalajara, pese a que el gasoducto abastece a otras entidades del país, incluyendo al Distrito Federal.

El mismo esfuerzo de reducir el consumo de gas debían pedirlo a todas las empresas que se abastecen de este gasoducto , dijo.

DEMANDAN MEDIDAS

La IP local demandó al gobierno federal apoyar al sector industrial con la contratación de seguros y la implementación de equipos para usar otros energéticos.

En gas natural nos falla cualquier situación y paramos industrias enteras , comentó Benavides.

El presidente de la Cámara de Comercio de Guadalajara, Francisco Beckmann, informó que planteó personalmente el problema al presidente Felipe Calderón, quien se comprometió a intervenir para resolver la situación a la brevedad posible.

promo@eleconomista.com.mx