Sentar las bases de formación para quienes buscan su forma de expresión en el medio cinematográfico es el objetivo de los creadores audiovisuales Rafael Martínez Denis y Alan Estefan Torres, quienes consideran al estado de Querétaro como un lugar donde esta disciplina puede ser el detonador nacional, ante el impulso que se da a la cultura y al arte.

Los jóvenes creadores coincidieron en que si bien el cine es una disciplina para la que se requiere talento y pasión, también necesita de que quienes lo lleven a cabo tengan un panorama amplio para desarrollar sus creaciones, lo que se consigue con una formación adecuada.

Consideramos que Querétaro es la ciudad del futuro (para el cine); además de que hay que descentralizar del Distrito Federal. Queremos sentar las bases de formación para los futuros artistas que deseen utilizar el medio cinematográfico como su forma de expresión , comentó Rafael Martínez, quien desde hace 10 años se dedica a esta actividad.

Anunciaron la impartición de un Taller Libre de Creación Cinematográfica en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), donde los alumnos aprendan a desarrollar sus intereses y conozcan diversas alternativas que den como resultado un producto de calidad, que no se vea frenado por la falta de medios para su difusión.

Hay escuelas que te dan algún curso de cine, pero jamás te enseñan a pensar en el lenguaje cinematográfico. Lo que queremos con este diplomado es que los alumnos conserven su voz y nosotros ser una guía , expresó Alan Estefan.

Obras con fondo

Los cineastas indicaron que la formación que pretenden iniciar en Querétaro permitirá generar obras con permanencia basadas en un buen discurso y, de esta manera, sean atractivas al público.

No obstante, enfatizaron en la importancia de que los creadores tengan las herramientas para que una vez terminada su obra, en la que han plasmado y articulado sus ideas, puedan innovar estrategias y alternativas para difundirla, en función de que ése es el punto que en muchas ocasiones frena a los productos cinematográficos.

Cine como industria

Ante este panorama, Rafael Martínez precisó que deben generarse y fortalecerse estructuras que protejan los derechos intelectuales, pero también que den libertad de colocarlo en diversos puntos.

Consideraron que si bien la piratería daña a las obras, ésta se ha convertido en un medio para difundir películas que las distribuidoras frenan o no se estrenan comercialmente.

socorro.cordova@eleconomista.mx