Monterrey, NL. El Congreso de Nuevo León aprobó que Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey pueda contratar y ejercer hasta 1,250 millones de pesos entre 2021 y 2022, para contar con recursos suficientes para continuar con la construcción de la Presa Libertad, ubicada en los municipios de Montemorelos y Linares.

El diputado del PRI, Marco Antonio Decanini Contreras, quien presentó el dictamen de la Comisión de Presupuesto ante el Pleno, argumentó que dicho monto pendiente de contratar, está dentro del techo de inversión con financiamiento ya autorizado, hasta por 2,500 millones de pesos.

“Una vez analizada la capacidad de pago de la institución pública descentralizada denominada Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (SADM), así como el destino de los recursos a obtenerse, y con base en el análisis de la estructura y composición de la deuda pública actualmente vigente de SADM”, se autorizó a celebrar durante los ejercicios fiscales 2021 y 2022 una o más operaciones de crédito hasta por 1,250 millones de pesos.

El destino de dicho financiamiento será para la inversión pública productiva  de la construcción de la Presa La Libertad, para el abastecimiento de agua potable al área conurbada de la zona metropolitana de Monterrey, adquisición de mobiliario y equipo para su operación, así como el pago de los estudios previos o preliminares.

Además, para la adquisición de terrenos, proyectos, asesorías en materia financiera, jurídica, ambiental y gastos vinculados a dicha obra, así como las acciones de inversión complementarias, conforme al programa de inversión que autorice el Consejo de Administración de SADM, precisó el legislador.

Esta autorización se apega a los términos del artículo 117, fracción VIII, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y el artículo 22 de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios.

Por ello, los integrantes de la Comisión de Presupuesto, plantearon al Pleno del Congreso, extender el plazo de la autorización originalmente emitida mediante el decreto No. 149, publicado el 15 de julio de 2019, en el Periódico Oficial del estado de Nuevo León, en el entendido de que no se modifican las condicionantes establecidas en el citado decreto, principalmente en lo relativo a la transparencia, seguimiento y fiscalización que deberá de observar el proyecto de construcción de la Presa Libertad.

El plazo de pago de las operaciones de financiamiento que se celebren en términos de la presente autorización será de hasta 25 años contados a partir de la fecha de su celebración.

El Congreso determinó que como fuente de pago y/o garantía de las obligaciones financieras que se celebren en términos de la presente autorización se autoriza a SADM, para que por conducto de su director General, afecte el porcentaje necesario y suficiente de sus ingresos propios presentes y futuros; es decir, los recursos y el derecho a recibirlos, correspondientes a la recaudación de las cuotas, tarifas o contraprestaciones que por servicios públicos a su cargo o por el suministro de bienes o servicios, tiene derecho a recibir o recaudar el organismo en términos del marco jurídico local.

Cabe mencionar, que el pasado 9 de junio, el gobierno federal a través del organismo de Cuenca Río Bravo, autorizó un presupuesto de 2,000 millones de pesos para continuar con la construcción de la cortina de la Presa, proyectada de 1,950 metros de longitud y una altura máxima de 47 metros.

El presupuesto para este año, es que la federación aportará 1,000 millones de pesos y el gobierno estatal deberá desembolsar una cantidad igual. Se espera que esta obra avance al 50% al término de este año.