Cancún, QR., La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) presentó el esquema de financiamiento para los 91 millones de hectáreas de reserva natural con los que cuenta México luego de que el presidente Enrique Peña Nieto decretó el lunes pasado cuatro nuevas reservas de la biosfera.

Incluye no sólo un presupuesto fiscal, sino la búsqueda de fondos privados, cobro de derechos por servicios ambientales, la implementación de negocios sustentables con participación de la iniciativa privada, así como la gestión de fondos de cooperación internacionales.

Alejandro del Mazo Maza, titular de la Conanp, dijo que las Áreas Naturales Protegidas (ANP), que ya existían así como las cuatro nuevas que decretó el presidente el pasado lunes, cuentan con recursos del orden de los 30 millones de euros, de los cuales 25 millones los aporta el gobierno alemán a través de la Agencia Alemana para la Cooperación Internacional, mientras que los 5 restantes serán aportación del Fondo Mundial para el Medio Ambiente.

Explicó que las Metas de Aichi (la Cumbre celebrada en Japón en el 2010) no sólo establecen como objetivo lograr una superficie mínima de conservación, sino que obliga a los países a garantizar el otorgamiento de los recursos para hacerlas operativas y funcionales.

Para los esquemas de participación de la iniciativa privada en el financiamiento de la superficie de conservación en México, dijo que hay interés manifiesto de empresas como CEMEX y la cadena de tiendas OXXO, sin embargo, será en el transcurso de la COP 13 que se defina y se anuncie la forma en la que participarán estas y otras firmas.

Agregó que la Conanp crecerá en número de personal operativo para las labores de vigilancia, además de que la Gendarmería Ambiental se unirá a dichas acciones, además de que 601 plazas que antes eran eventuales en la comisión ya han pasado a ser de base, reduciendo de 54% a sólo 11% el total de empleados de confianza que trabajan en la dependencia.

Durante la presentación del esquema de financiamiento, Lorenzo J. de Rosenzweig, director del Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza (FMCN), dijo que se buscará replicar en México exitosos casos de conservación como el proyecto Arpa en Brasil; el del Gran Oso en Canadá, así como el Sistema de Áreas Naturales Protegidas de Costa Rica.

En un mundo ideal, expuso, el presupuesto para Áreas Naturales Protegidas durante el 2016 debería de ser de 1,700 millones de pesos; sin embargo la Conanp ejerció sólo 1,360 millones. Las proyecciones hechas establecen que para el 2020, incluyendo ya la superficie de conservación decretada el lunes pasado por el presidente Peña Nieto, la necesidad de recursos alcanzarán los 2,687 millones, y para el 2027 esa suma será de 3,737 millones de pesos.

Si logramos acceder a recursos norteamericanos y europeos para la conservación, a través de aportaciones para fondos patrimoniales como los que opera en México el FMCN, se garantiza que al menos 15% de esa proyección sea aportada por fondeo internacional .

Con esto se lograría aminorar la brecha financiera de la Conanp en el corto y mediano plazo, aseguró.

Ignacio March, director de Evaluación y Saneamiento de la Conanp, dijo que previo al decreto firmado el lunes pasado por el primer mandatario mexicano que triplica la superficie de áreas naturales protegidas en México al pasar de 26 a 91 millones de hectáreas ya había un déficit de personal para las 177 ANP ya existían en el país. Actualmente, dijo, la Conanp cuenta 907 personas trabajando en campo para las 26 millones de hectáreas protegidas, pero el déficit de personal es del orden de las 1,139 personas.

Por su parte, Mariana Bellot, coordinadora en México de la Iniciativa para la Financiación de la Biodiversidad del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, dijo que actualmente México destina 0.10% del Producto Interno Bruto a la conservación de la biodiversidad, además de que en el 2015 destinó 0.38% del Presupuesto de Egresos de la Federación para a este mismo fin.

[email protected]