Querétaro, Qro. La industria mueblera visualiza oportunidades de crecimiento en la entidad; sin embargo, en paralelo se avizoran desafíos como reducir la informalidad del sector, hacer frente a la competencia que les generan fabricantes que proceden de otras entidades y que actualmente acaparan el mercado local.

El representante del gremio de la industria mueblera en Querétaro, Eduardo Castro Albarrán, expuso que a este escenario se suman las dificultades que tiene este sector para mantener sus operaciones, debido a que de cada 10 empresas sólo tres se mantiene operando.

La mayor fracción de las compañías son micros, pequeñas y medianas empresas (mipymes), que generan menos de cinco empleos o incluso más de 100.  Este sector –contextualizó– representa a nivel estatal a alrededor de 800 fabricantes y distribuidores de muebles, que reportan crecimientos anuales de 20 por ciento.

La creciente oferta que se alimenta de empresas del sector provenientes principalmente de Jalisco también les representan retos para competir frente a grandes marcas.

“Nos están ganando el trabajo aquí en Querétaro, las empresas establecidas aquí son alrededor de 800 entre productores y distribuidores de mueble, entonces el crecimiento del sector mueblero crece 20% anual, entonces lo que se pretende es ese crecimiento mantenerlo y hacerlo de una forma ordenada, para acceder a todos los beneficios que ello conlleva”, dijo Castro Albarrán.

Ante este panorama, este sector productivo busca fortalecer su presencia en la entidad, así como sus capacidades de negocio.

En este contexto, la delegación Querétaro de la Cámara Nacional del Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) anunció la incorporación del gremio mueblero, con la finalidad de crear estrategias y vínculos de colaboración para potenciar el crecimiento de esta rama productiva.

“Lo que se pretende es hacer alianzas precisamente con la industria maderera para la proveeduría de todos los insumos que necesitamos, lo que necesitamos es que el empresario tenga capacitación para poder realizar volúmenes de muebles mayores en menor tiempo, para con esto poder ofrecer calidad y precios competitivos, sabemos que es un reto difícil, pero podemos lograrlo con estas alianzas, con la maquinaría y tecnología correspondiente”, añadió Castro Albarrán.

Entre las estrategias que se delinean en esta industria se encuentra el de diagnosticar las condiciones de informalidad que prevalecen en el sector, con el objetivo de propiciar la formalidad.

El representante del gremio de la industria mueblera puntualizó que "lamentablemente no se tiene muy bien ubicado a todo el sector informal, vamos a trabajar en ello, precisamente la intención es introducirlo a la formalización y los que concentran la mayor producción de muebles son los municipios de Querétaro, San Juan del Río y Tequisquiapan”.

Además, es necesario que se impulse la capacitación y asesoría en la industria en tecnología especializada y acercar al empresario al sistema financiero y asesorarlo en obtención de crédito para comprar maquinaría o activos para su negocio.

Así como formar alianzas con proveedores de materias primas para acceder a descuentos, también se proyecta configurar una exposición de fabricantes y distribuidores de muebles en el estado para impulsar las ventas de los agremiados.

“No es un trabajo fácil, sin embargo, tenemos que realizarlo y el desarrollo de Querétaro es muy grande y tenemos que dar trabajo a todos los empresarios queretanos; existe en el estado un problema, que todos los fabricantes de muebles vienen de Guadalajara, entonces nosotros tenemos que fortalecernos para cumplir la demanda de este sector”, planteó.

Sinergia

Por tanto, se generará sinergia con la Cámara Nacional de la Industria Maderera (Canainma) para conjuntamente fortalecer las capacidades productivas de los fabricantes y proveedores de muebles.

El presidente del Capítulo Querétaro de Canainma, Germán Mercado Sánchez, refirió que más de 50% de las ventas de la industria de la madera se direccionan al sector mueblero.

Esta rama genera un valor de más de 890 millones de pesos al año y aporta 2,500 empleos formales.

“Estas cifras nos da un parámetro para demostrar lo importante que es nuestro sector. Más de 50% de nuestras ventas en el sector maderero son para la industria mueblera. Los nuevos habitantes del estado necesitan artículos de la industria”, apuntó Mercado Sánchez.

estados@eleconomista.mx