Querétaro, Qro. Cierre de comercios, limitada captación de ingresos, bajo nivel de ventas y acumulación de deudas, son algunas de las situaciones que enfrenta el comercio local tras un año de haberse reportado el primer caso de Covid-19 en la entidad.

cer un balance del impacto por el primer año de pandemia, el presidente de la delegación Querétaro de la Cámara Nacional del Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur), Fabián Camacho Arredondo, expuso que el sector vive una crisis de consumo, motivo por el que es necesario impulsar nuevas vertientes de comercialización.

“Parte de los desafíos que estamos teniendo es la transición a nuevas maneras de ejercer el comercio, donde estas prácticas de sana distancia y rompimiento del cinturón de contagios no sea un impedimento para que la economía se siga dinamizando. Esta crisis es particularmente una crisis de consumo”, pronunció. 

En este contexto, el comercio local presenta tres retos: aumentar la adopción tecnológica, mantener la corresponsabilidad entre comerciantes y ciudadanos en materia sanitaria y evitar regresar a horarios limitados de venta.

A los efectos que trajo la pandemia, expuso, se suma la contracción en la actividad económica desde el 2020 y que tuvo un impacto directo en el sector terciario.

“El reconocimiento sobre el impacto económico es que la economía se contrajo en lo nacional, con impacto en lo local, de entre 8 y 10%, lo cual impactó de manera directa y en temporadas importantes como el segundo trimestre del 2020 en caída de ventas de hasta 50% de lo que se tenía pronosticado en temporadas relevantes como es el verano”, destacó Fabián Camacho

Tras la baja actividad presentada en el segundo trimestre del 2020, en el tercer trimestre hubo una recuperación, después de concluir la Jornada de Sana Distancia. 

Actualmente, los asociados a la cámara reportan una recuperación de entre 50 y 60% de sus ventas durante el Escenario B, que está vigente al menos hasta el próximo domingo 14 de marzo.

Cierre de establecimientos

Hasta el momento, la cámara reporta el cierre de más de 1,600 negocios en el marco de la pandemia, es decir, casi 8% de los 20,000 comercios afiliados a la delegación de Canaco.

Conforme avance el proceso de vacunación contra Covid-19, será un elemento fundamental en el proceso de recuperación económica.

Ante la contingencia sanitaria, se estima que en el estado haya cerrado definitivamente 22.44% de las unidades económicas, porcentaje en relación con el número de establecimientos captados en el censo económico del año 2019, revela el Estudio sobre la Demografía de los Negocios (EDN, 2020), indicador que expone los resultados de los establecimientos que sobrevivieron, nacieron y murieron a 17 meses de concluidos los Censos Económicos 2019.

De acuerdo con en el porcentaje de empresas que cerraron representaría la pérdida de alrededor de 25,925 establecimientos, de los 115,532 contabilizados en el censo del año anterior, con base en información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

estados@eleconomista.mx