Puebla, Pue. A partir de agosto, los concesionarios del transporte público que participarán en la primera línea de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) comenzarán con la venta de 50% de 400 unidades entre camiones, microbuses y Urvan, con el objetivo de comprar los vehículos para ofrecer el nuevo servicio que entrará en vigor a partir de enero del 2013.

Alberto Pérez, permisionario de una de las 19 rutas que desaparecerán con el servicio similar al Metrobús de la ciudad de México, comentó que han tenido contacto con transportistas de Tlaxcala, Morelos y Veracruz para ofrecerles las unidades.

Comentó que las organizaciones de concesionarios vecinos tienen interés en los vehículos con cuatro años de antigüedad, siendo que 60% del total de unidades en venta se encuentra con ese tiempo de uso, pues todavía las están pagando en mensualidades, cuyos créditos fueron a seis y ocho años.

PRIMER LOTE, DE 150 UNIDADES

Mencionó que para la compra de los 44 autobuses articulados, que cuestan cada uno alrededor de 1 millón de pesos, requieren dar de enganche 35%, por lo cual esperan vender al menos 150 del primer lote de 200 unidades que solicitaron los transportistas de Cuautla, Xalapa y el municipio tlaxcalteca de Santa Ana Chiautempan, para mejorar su servicio en el cierre del presente año.

En el caso del resto de las unidades, dijo que los permisionarios vecinos les pidieron tiempo para analizar el costo de cada transporte, así como revisar las condiciones mecánicas en que se encuentran.

FUNCIONARÁ EN EL 2013

La primera ruta de 18.5 kilómetros de longitud, que costará 1,400 millones de pesos, abarcará las juntas auxiliares de Tlaxcalancingo y Chachapa, pertenecientes a los municipios de San Andrés Cholula y Amozoc.

En el servicio RUTA participarán 150 concesionarios como integrantes de la empresa responsable de la primera línea, que para diciembre debe iniciar pruebas y entrar en funcionamiento a principios del próximo año.

Las unidades nuevas Urvan oscilan en los 250,000 pesos; los microbuses, 580,000 pesos, y autobuses cuestan alrededor de 1 millón de pesos.

miguel.hernandez@eleconomista.mx