Puebla, Pue. El Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce) región Sur, buscará abrir mercado para empresas poblanas en noviembre de 2020 para la colocación de productos, sobre todo agropecuarios, esto a través de Texas, porque concentra la mayor distribución de mercancías hacía varias partes de Estados Unidos. 

“Aunque las exportaciones locales cayeron de manera drástica en el primer semestre, sobre todo entre abril y mayo que fueron 46% menos, cuando se pararon las actividades por la pandemia de Covid-19, ahora con la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), se tiene un respiro para Puebla en exportaciones”, dijo la directora general regional del organismo, Josefina Lombard Sánchez. 

Destacó que el T-MEC, con nuevas condiciones ofrece una ventaja a las pequeñas y medianas empresas (pymes) en competitividad regional, certidumbre, oportunidades de economía y tecnologías de información. 

Explicó a El Economista que representará oportunidades para el sector productivo poblano, además que apuntalará a las pymes en las cadenas globales de valor. 

Sobre Texas, destacó que la semana pasada sostuvo una reunión con el representante de la Cámara Centroamericana de ese estado para establecer las reglas y luego emitir una convocatoria, ya que ofrece un abanico de posibilidades para exportar, debido a que Austin, San Antonio, Dallas y Houston son lugares estratégicos y buscan productos (alimentos y bebidas) parecidos a los de su zona. 

Recuperar niveles 

Consideró que este plan ayudará a la reactivación de las exportaciones poblanas, donde el Comce Sur prevé que recuperen los niveles el próximo año; sin embargo, esto debe llevar un acompañamiento. 

“En Texas, hay restaurantes poblanos que necesitan una cadena de suministro, por ello consideramos que se puede consolidar pese al entorno de la pandemia y que obligará a los interesados en exportar a realizar encuentros de negocios en forma virtual, obligándolos a ser más certeros en la información de lo que venden”, ahondó. 

Lombard Sánchez indicó que las botanas, jitomate saladet, chiles secos, café y hasta mezcal son parte de los productos con potencial de exportación a corto plazo y que el mercado de la nostalgia demanda, el cual también considera a otros mercados como Phoenix, Nueva York, San Francisco, Miami y Los Ángeles, porque en estas ciudades hay 60 millones de latinos, donde 60% son mexicanos. 

A la convocatoria para abastecer a Texas, la representante del Comce Sur dijo que 80% de los interesados son del sector agropecuario, quienes mandaron las fichas técnicas productivas, destacando de Tehuacán y Huejotzingo, porque producen en invernaderos. 

Confió que al menos se pueda concretar una de las cuatro ciudades, pero que esto tenga un efecto dominó, aunque llevará tiempo a la par de seguir buscando otros mercados. 

A través del Aeropuerto Internacional de Puebla, el estado ofrece vuelos directos a Dallas y Houston, esto desde hace más de una década, lo que contribuirá a las actividades comerciales.

estados@eleconomista.mx

kg