Guadalajara, Jal. Debido a que mantiene su operación a 100%, el Mercado de Abastos de Guadalajara está en vías de convertirse en la principal central de distribución de perecederos en el país, luego que la central de Iztapalapa en la Ciudad de México redujo su funcionamiento a 30% debido al brote de Covid-19.

El presidente de la Unión de Comerciantes del Mercado de Abastos (UCMA), Salvador Hernández Navarro, dijo a El Economista que actualmente el mercado de abastos de Guadalajara surte a 14 estados del país, y tras la disminución de operaciones en Ciudad de México, productores de alimentos están recurriendo a esta central para buscar que se distribuyan desde esta capital.

“Tanto los productores como distribuidores y comercializadores buscan otros canales que no sea la central de abastos de Iztapalapa para poder distribuir sus alimentos. Estamos hablando de los mercados alternativos como Querétaro, San Luis Potosí, Aguascalientes y, obviamente, la central de abastos de Guadalajara que es la segunda más importante del país”, puntualizó.

Detalló que, previamente, el mercado de Guadalajara ya distribuía alimentos a entidades federativas como Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Chihuahua, Sonora, Sinaloa, Colima, Nayarit, Michoacán, Zacatecas y Aguascalientes, además de Jalisco.

El presidente de la UCMA afirmó que, hasta ahora, no se han presentado casos confirmados de Covid-19 en la central de abastos, pero los comerciantes, dijo, han tenido que intensificar las medidas de sanitización en ese centro de consumo para evitar contagios.

De hecho, indicó, desde el miércoles hasta este viernes permaneció cerrada el área de venta al menudeo para sanitizarla, luego de que el pasado fin de semana aumentó considerablemente la presencia de compradores.

De manera habitual, la central de abastos tiene una población flotante de entre 60,000 y 70,000 personas por día, así como un ingreso de 3,240 vehículos de carga que movilizan 21,000 toneladas de alimentos diarias.

“El programa de sanidad e inocuidad agroalimentaria más importante que existe en las centrales de abastos del país es el de Guadalajara, y es el que certifica todos aquellos productos que son hospederos de la mosca de la fruta y que tienen que ser revisados para que pasen a las áreas de baja prevalencia; es decir, todo lo que es el Pacífico del país”, comentó Salvador Hernández.

Más toneladas

El presidente de la UCMA destacó que con la reducción de operaciones en la central de abastos de Ciudad de México, desde esta semana, Guadalajara prevé aumentar a 25,000 o 26,000 toneladas distribuidas desde esta capital.

“El Mercado de Abastos de Guadalajara es un centro logístico-económico tan importante que, a 68 días de haber iniciado la contingencia, seguimos abasteciendo de alimentos a la población (...) Al inicio dijimos que teníamos abasto para dos meses, ya pasaron y tenemos para dos meses más”, indicó.

Previamente, el mercado de Guadalajara ya distribuía alimentos a estados como Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Chihuahua, Sonora, Sinaloa, Colima, Nayarit, Michoacán, Zacatecas y Aguascalientes, además de Jalisco.

El gobernador Javier Corral firmó con las delegaciones de Chihuahua y Ciudad Juárez, de la CMIC, un acuerdo de protocolo sanitario para la reapertura de actividades de este sector en la entidad. Los participantes hicieron el compromiso de reabrir la operación de la industria, conforme lo dicten los criterios de salud, con lo que estarían en posibilidades de iniciar operaciones el 1 de junio. La condición fue hacer pruebas a empleados y brindar transporte.

[email protected]