Puebla, Pue. La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) denunció que el cobro de agua para algunos de sus representados se han elevado hasta 460%, al pasar de pagar 2,500 a 14,000 pesos mensuales, a pesar de que la calidad del suministro es mala por parte de la empresa Agua de Puebla.

Olga Méndez Juárez, dijo que 40 de sus 760 representantes han tenido que recurrir a convenios para pagar en plazos, con el propósito de evitar clausuras del servicio, pero esos cobros excesivos ni siquiera se justifica en las tarifas.

Comentó que la iniciativa de quitar la concesión del servicio a la empresa es viable si los usuarios no están recibiendo lo que se prometió en cuanto a mejoras.

Indicó que no hay explicación del por qué se dispara tanto un recibo para un negocio, que en el caso de restaurantes se ven en la necesidad de comprar pipas para el lavado de verduras, frutas y carnes, porque el agua que reciben no es buena para el proceso debido a que está sarrosa.

Reiteró que si hay un beneficio de bajar costos y mejorar calidad del agua con regresar la operación del servicio al ayuntamiento de Puebla, entonces estarán de acuerdo con la decisión que está en manos del Congreso estatal revocar la concesión a Agua de Puebla.

Comentó que también algunos de sus socios han interpuesto quejas ante la delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para que se medie con la concesionaria sobre los altos costos y se eviten cortes.

Méndez Juárez dijo que han pedido a la empresa que revisen las tomas porque al haber fugas, eso puedo propiciar que haya desperdicio del vital líquido, pero que se cobra como consumo al restaurantero, lo cual han detectado cuando van técnicos a los negocios.

Mencionó que los más inconformes son socios de corredores gastronómicos ubicados en zonas residenciales de esta ciudad y los límites con el municipio de San Andrés Cholula, quienes piden “cuentas claras” sobre los cobros mensuales y que a pesar de la disposición de representantes de Agua de Puebla por explicar cómo hace el cálculo del consumo, muchos no están conformes y deben pagar, aunque sea en plazos para evitar suspensiones del suministro.

Indicó esta situación debe parar, porque económicamente les afecta y se ponen en riesgo no solo los negocios sino empleos que en algunos casos son de una década.

Sobre el servicio de luz, indicó que es el segundo costo más alto para sus representados, además que ha incrementado 18% en los seis meses que van del presente año.