Cancún, Qroo. El ayuntamiento de Benito Juárez (Cancún) solicitará al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) modificar los términos de la reestructuración de su deuda por 1,400 millones de pesos.

El objetivo es comenzar a abonar a capital hasta el 2013 y disminuir de 15 a 5 millones los pagos mensuales en el 2012, lo cual sólo cubriría los intereses de sus pasivos.

Aunado al reciente embargo de sus participaciones federales por un adeudo de 118 millones de pesos, que data desde 1990 con el Fondo Nacional de Habitaciones Populares, Cancún perdió dos juicios comerciales por los que pagó 13 millones de pesos a la empresa Publicidad Rentable y acaba de perder otro más contra la firma Citelum, que lo obligará a desembolsar otros 22 millones, lo cual ha puesto contra la pared las finanzas municipales, reconoció el propio alcalde Julián Ricalde Magaña.

La reestructura de la deuda con la banca de desarrollo se pactó en el segundo semestre del 2011, cuando la presidencia municipal estaba en manos del perredista Jaime Hernández Zaragoza, quien fungía como suplente de Greg Sánchez.

El alcalde anunció ayer que buscará con Banobras la flexibilización de los términos de sus pasivos para dar liquidez al ayuntamiento, pues las deudas que enfrentan podrían obligarlos a suspender el tendido de calles de concreto hidráulico o retrasar la comprar de 25 patrullas que se tenían programadas.

Habitantes endeudados

Los servicios de la deuda comenzaron a liquidarse a principios de este mes y representan la erogación de 15 millones de pesos mensuales.

El más reciente reporte del Instituto Mexicano para la Competitividad situó a Benito Juárez como la tercera jurisdicción con la deuda per cápita más alta a nivel nacional, donde cada nuevo ciudadano nace debiendo 2,074 pesos. Sus pasivos al tercer trimestre del 2011 fueron por 1,371 millones de pesos.

[email protected]