Querétaro, Qro. La pandemia de Covid-19 aceleró la necesidad de incorporar esquemas de digitalización en los comercios locales, rezago que dejó en mayor vulnerabilidad a los negocios que no contaban con sistemas de este tipo.

Por tanto –y tras el impacto de la contingencia sanitaria– el uso de tecnología se avizora como una vertiente para dinamizar la reactivación económica de las unidades; con este objetivo surge la iniciativa Mypyme Digital, que coordina la Cámara Nacional del Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) local.

La iniciativa tiene la finalidad de aumentar la incorporación de nuevas tecnologías dentro de los procesos productivos y de venta de los comercios, debido a que se estima que 50% de las unidades carecen de algún tipo de herramienta digital para soportar su funcionamiento, expuso la vicepresidenta de Desarrollo Tecnológico de Canaco local, Rossy Torres Romero.

Aunque en el estado hay 115,532 unidades económicas, el objetivo de la iniciativa es llegar al menos a 92,000 establecimientos del estado, previendo que de ese total tan sólo 40,000 radican en el municipio de Querétaro, se estima abarcar a unidades de negocios de diversos giros, desde papelerías, hasta pollerías, así como perfumerías, zapaterías, despachos contables, entre otras actividades comerciales y de servicio.

Se trata de un proyecto con metas a corto, mediano y largo plazo cuya primera etapa consiste en dotar de infraestructura tecnológica mediante un equipo de cómputo y software, con costo de 35,000 pesos. El equipo está habilitado con un software de manufactura israelita, que ha encontrado mercado en la región de Latinoamérica.

La segunda fase prevé involucrar a la cadena de valor, a la proveeduría, para hacer un proceso automatizado; y en un tercer paso generar sistemas que permitan la integración de las mipymes al comercio electrónico.

Mediante esta iniciativa se busca incrementar la eficiencia operativa de las unidades económicas. Se habilitará a los negocios para brindar servicios de tiempo aire, pago de servicios; así como recibir pedidos, llevar control de inventario, distribuir productos y comunicarse con cadenas de suministro.

“Esta iniciativa preparará a las mipymes para que se integre a las plataformas que desde la TD2035 –iniciativa intergremial del estado–, para enlazar a todo el ecosistema de manera digital y generar una economía de bloque estatal, con oportunidades de desarrollo de nuevas estrategias comerciales y de servicios, capaces de satisfacer el mercado local, pero con un alcance y oportunidad global”, explicó la vicepresidenta.

Tras el lanzamiento, en el primer año de la iniciativa se busca llegar a 10,000 negocios, previendo que en un lapso de cuatro años lleguen a las 92,000 unidades proyectadas.

Financiamiento

En el proyecto también colabora la institución financiera Caja Bienestar, que brindará financiamiento a los negocios que así lo requieran.

La institución financiera generó un producto crediticio para cubrir el pago: una vertiente, es un plan de pago a 24 meses (mensualidades de 2,380 pesos) y a 36 meses (1,800 pesos), precisó el director General en Ahorros Bienestar, Edgar Guerrero. Uno de los requisitos para tramitar el crédito es que el negocio esté afiliado a la cámara de comercio.

Al contar con esquemas para venta de tiempo aire y pago de servicios, se prevé que con el ingreso que la unidad genere por ello se pueda cubrir el pago del crédito; toda vez que en promedio la rentabilidad de estos servicios da un retorno de entre 2,500 a 3,000 pesos mensuales.

Durante la presentación de la herramienta, el presidente de Canaco-Servytur Querétaro, Fabián Camacho Arredondo, contextualizó que la pandemia hizo evidente que la tecnología es una de las herramientas que ayudarían al sector comercio a ser más competitivo.

De acuerdo con el censo económico del 2019, en el estado hay 115,532 establecimientos: 47.1% (54,416) son informales y 52.9% formales (61,116).

La mayor proporción de unidades corresponde al sector terciario: 46.1% se dedican al comercio, 42.2% a los servicios, 9.4% a las manufacturas y 2.2% al resto de actividades económicas.

Por dimensión, 92% son micros (de 0 a 10 personas ocupadas), 7.5% pymes (de 11 a 250 personas) y 0.5% grandes (más de 251 personas).

estados@eleconomista.mx