Campeche fue la entidad del país que registró la caída anual más pronunciada en el primer trimestre del año en ingreso formal, con una tasa de 4.37% en términos reales.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, en México 12 estados presentaron disminuciones en el salario diario asociado a trabajadores asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); a nivel nacional se observó un crecimiento marginal de 0.18% en los primeros tres meses del 2018.

Al considerar sólo el periodo enero-marzo de los últimos años, se observa que si bien el incremento del total nacional  de este 2018 es mejor al resultado del 2017 (-0.66%), aún se mantiene en tasa bajas; el promedio anual real de la última década fue de un incremento de 0.15% y, además, desde el 2006 el salario no rebasa el umbral de 2.0 por ciento.

“Se debe tomar en cuenta el aumento al salario mínimo a finales del año, que a su vez tuvo un efecto positivo al incremento de salarios de forma general. Se ha estado tratando que de dicho incremento sea superior a la inflación”, señaló Kristobal Meléndez Aguilar, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Héctor Magaña Rodríguez, coordinador del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey, comentó que anualmente los salarios se van incrementando con base en la inflación con la que cerró el año, “pero no quiere decir que las personas en términos reales estén ganando significativamente por encima de lo que se ganó el año pasado”.

La disminución de 4.37% a tasa anual real en los primeros tres meses del 2018 del salario diario asociado a trabajadores asegurados en IMSS contrasta con el valor absoluto, ya que en dicho lapso presentó un promedio de 397.77 pesos, quedando en segundo lugar en el país, detrás de la Ciudad de México, con 443.17 pesos.

“Para tratar de incentivar la actividad económica, una manera de reducir los costos para las empresas es modificando los salarios a la baja, entonces para incorporar más personal a su planta laboral, se ofrecen salarios menores para continuar con la producción”, aseveró el coordinador del CIEN sobre Campeche.

José Luis de la Cruz Gallegos, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, agregó que básicamente el sector que mejor paga es el petrolero por la especialización de sus empleados, el cual sigue con problemas por los bajos precios de la mezcla y el descenso de la producción de hidrocarburos, lo que provoca que los salarios retrocedan.

El analista del CIEP expuso que estados que tienen mayores necesidades tecnológicas o que requieren un nivel de estudios más altos o técnicas más específicas son mejor remunerados, como en Campeche.

Los otros

Las otras entidades que mostraron desplomes pronunciados en el salario formal durante el primer trimestre del año fueron Michoacán (2.01% anual real), Yucatán (1.92%) y Baja California Sur (1.60 por ciento).

“En Michoacán la actividad económica más importante es la agricultura, donde el año pasado se tuvieron varios contratiempos climatológicos que mermaron la producción agrícola y con ello se vio afectado el trabajo de las personas en esta entidad, minimizando la cantidad de salarios que reciben”, acentuó Magaña Rodríguez.

En Yucatán, a pesar del dinamismo en actividades relacionadas con el comercio exterior, esto no se ha reflejado en una mejora a los empleados, debido a que el modelo exportador se basa en mano de obra barata; lo mismo sucede en Baja California Sur, dijo Meléndez Aguilar.

[email protected]