Monterrey, NL. La Cámara de la Industria de Transformación (Caintra) local indicó que a partir del 30 de septiembre será obligatorio cumplir con el CFDI (Comprobante Digital Fiscal por Internet) complemento a la Carta Porte, para todos los traslados de mercancías, lo que será más difícil de cumplir para las pequeñas y medianas empresas (Pymes).

Este documento administrativo fiscal tiene el objetivo de reducir la informalidad, combatir el contrabando de productos y la competencia desleal al sector productivo.

“Como Cámara nos hemos acercado con autoridades del Servicio de Administración Tributaria y a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a quienes agradecemos la sensibilidad y rápida respuesta para establecer mesas de trabajo a partir de la próxima semana para, de forma coordinada con propuestas y ejemplos concretos, lograr los consensos necesarios para la mejor implementación de este nuevo proceso de transporte”, indicó Rodrigo Fernández Martínez, presidente de Caintra.

Este documento será necesario para trasladar todas las mercancías en México por cualquier modo de transporte y por cada viaje realizado, incluyendo traslados entre instalaciones de una misma empresa con su propia flota. Cada documento contiene 185 datos, entre ellos: ruta, valor de la mercancía, fracción arancelaria, nombre del operador, su RFC, y su domicilio fiscal.

Al organismo le preocupa la pérdida de flexibilidad operativa que requieren las empresas de transporte; por ejemplo, si un chofer se enfermó o tuviera que ser relevado, o un accidente obligue a hacer un cambio de ruta, así como el peso de la carga que por la naturaleza del producto un camión que sale con 30 toneladas puede llegar con 29.9 o 30.1 toneladas.

Esto es más complicado para una pyme con 10 empleados, que a veces decide enviar una parte de la carga y regresar por más, así como el no tener báscula en sus instalaciones para pesar su carga.

Estas situaciones serán rígidas bajo la nueva normativa, expuso, y para tener el CFDI Carta Porte, se debe ajustar el documento continuamente. “En Caintra vamos a generar anualmente más de 36 millones de nuevos CFDI Carta Porte por autotransporte, sin considerar los viajes internos o entre instalaciones con flota propia”.

“Otro factor de gran preocupación es la información sensible para compartir y proporcionar en los nuevos formatos. Consideren; por ejemplo, que el valor de la carga, la ruta y vehículo es revelado y cae en manos equivocadas, esto elevaría los índices de robo por autotransporte”, subrayó.

Robos

Agregó que en el 2020 hubo 9,571 robos de carga, 18% menos que en el 2019, pero 41% por arriba del 2015. La comisión de Transporte de Caintra registró pérdidas por robo de mercancía por más de 1,150 millones de pesos el año pasado.

También les preocupa que el nombre y domicilio del chofer caiga en manos equivocadas, “la extorsión fue mencionada por 38% de los industriales que usaron transporte durante 2020, esto se podría incrementar y sería más complejo proteger la integridad de la carga, de los operadores o de los transportistas que nos dan servicio”, precisó.

Detalló que 24% de la flota en el país es “hombre camión”, con más de 150,000 personas físicas y 46% son Pymes, es decir, más de 36,000 pequeños transportistas, entre ambos operan 800,000 vehículos con placas federales. Les preocupa también que la falta de soporte tecnológico y poca capacidad administrativa de miles de pymes transportistas que dan servicio a la industria, les impida cumplir a tiempo y en forma con este trámite el próximo 30 de septiembre.

estados@eleconomista.mx

kg