Ante el escenario económico que enfrenta el país, el sector laboral inicia con incertidumbre el 2017 y vislumbra además de recortes de plazas en los centros de trabajo, posibles alzas a las cuotas obrero-patronales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Frente a este panorama, la Confederación de Trabajadores de México (CTM) analiza las medidas a seguir para aminorar el impacto de estos fenómenos.

El secretario general de la CTM Querétaro, José Cruz Araujo Ávila, proyectó que en próximos meses comiencen a reportarse los recortes laborales a causa del alza de insumos básicos para el sector productivo, desde el precio de la gasolina hasta el de la energía eléctrica y los derivados.

Vienen los recortes, porque eso es natural, es un efecto dominó (...) el industrial no deja de tener tacto para no salir mal (...) decir que no va a haber despidos es demagogia, es mentir, es engañar , declaró el líder sindical.

A esto se añade un posible aumento a las cuotas del seguro social, dado que, aseguró, es un tema que está a discusión a nivel federal, pero sin que involucre al sector obrero. Lamentó que desde las reformas a la Ley Federal del Trabajo no se ha tomado en cuenta a este eslabón de la actividad productiva del país.

Viene el aumento a las cuotas del IMSS (...) A los trabajadores no nos han dado la oportunidad de defender la Ley del Trabajo; eso lo están arreglando entre ellos y entre ellos van a decir les toca de a tanto y punto, ya no nos toman en cuenta, porque somos cautivos , manifestó Araujo Ávila.

Aumento al salario mínimo, un paliativo

El incremento de 9.6% al salario mínimo (de 73.04 a 80.04 pesos) es percibido como un paliativo, añadió el líder sindical, quien sostuvo que éste no aplica en el salario contractual.

Mañosamente fue un paliativo, para que fueran (siete pesos más) al salario mínimo, no a los salarios contractuales que es diferente, ellos ya sabían lo que se viene. Coparmex y el Consejo Coordinador Empresarial hoy en día son los cabilderos en el Congreso de la Unión y en la Cámara del Senado , expresó.

De forma paralela, el combustible reporta alzas en el precio promedio nacional de entre 14.2, 20.1 y 16,5%, en el caso de las gasolinas Magna, Premium y diesel, respectivamente.

Ante ello, el sector buscará potenciar las negociaciones salariales con las empresas, mostrando disposición para elevar la eficiencia en el nivel de producción.

Outsourcing, la puerta fácil

En este panorama, destaca la figura de contrataciones a través de outsourcing (subcontratación), modelo que, consideró, se forja en detrimento a las condiciones laborales.

viviana.estrella@eleconomista.mx