Puebla, Pue. La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) local solicitará al gobierno del estado que se abra a la colaboración para integrar proyectos que puedan ser considerados por la Federación en el próximo presupuesto del 2022, ya que tienen diagnósticos de lo que se requiere mejorar en la entidad en cuanto a infraestructura.

Héctor Sánchez Morales, presidente del organismo, dijo que están en tiempo de trabajar, ya que por estas fechas los gobiernos comienzan a integrar las propuestas, las cuales deben ser factibles y acordes a las necesidades, dejando atrás obras de relumbrón que en otros sexenios estatales se hicieron por constructoras foráneas.

Lamentó que a Puebla no se le está dando la importancia como paso estratégico del sur al centro del país para integrarlo en el Plan Nacional de Infraestructura, pese a los llamados constantes del propio sector.

Destacó que tienen más de 100 proyectos, entre ellos, la atención del aeropuerto poblano, el cual es urgente sacar de la subutilización, así como el mejoramiento de carreteras estatales que sirven como alternativa para las operaciones logísticas.

En este periodo de crisis económica generada por la pandemia de Covid-19, lo cual ha derivado en baja actividad por pocas obras, también es necesario que los estados hagan su parte de no dejar de integrar proyectos de infraestructura, mencionó

“Si las autoridades locales continúan pensando que limitar o frenar las actividades también repercutirá en menos contagios de Covid-19, implicará un grave error porque la economía no está bien y, en consecuencia, tampoco se generan empleos”, expuso.

Sánchez Morales recordó que tras la contingencia sanitaria 80% de la actividad de los constructores se ha venido concentrando en obras privadas, lo que ayudó a paliar al mínimo el mal momento, permitiendo que pudieran seguir en el resto del presente año, porque hay escasez de proyectos a nivel estatal y en los municipios derivado del cambio de ayuntamientos que se realizará en octubre.

Indicó que los primeros cinco meses del presente año fueron complicados para el sector, debido a que con la Federación hubo nula actividad en Puebla, porque no se tuvieron obras importantes para generar la participación de varios constructores.

Mientras que, con el gobierno estatal, las primeras obras de este 2021 se empezaron a licitar en mayo, pero no son suficientes para que todas las constructoras socias intervengan, ahondó.

Presupuesto

Comentó que las decisiones en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) en ocasiones “carecen de una justificación real” y eso afecta a los constructores que se ven obligados a despedir personal cuando cae la obra pública, que es motor de la economía del propio sector.

Mencionó que en esta pandemia se debe tener un equilibrio en proyectos federales para los estados con importancia en la economía nacional, porque de lo contrario no van a recuperar los empleos perdidos, que en el caso del sector que representa son más de 8,000 bajas en el territorio poblano.

estados@eleconomista.mx