Durante este año la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Querétaro ha sufrido pérdidas por hasta 1.5 millones de pesos debido al robo de maquinaria, denunció la presidenta del organismo, Alejandra Vega Reyes. No obstante, aseguró que los delitos a construcciones han ido a la baja.

Mencionó que en estos 12 meses tienen registro de 10 casos de robo dentro de las construcciones, mismos que han logrado inhibir gracias a la estrecha relación que mantienen con las dependencias de seguridad del estado y los municipios, pues no se trataba de robos aislados sino de un grupo especializado, del cual detectaron su modus operandi.

Cualquier cuestión que el constructor vea sospechosa en sus obras, bodegas u oficinas, nosotros podemos hacer una llamada y nos mandan seguridad (...) Pasaba lo mismo en los robos de las obras, se encontraba al bodeguero o velador amarrado, se veían las mismas ruedas, del mismo camión, a la misma hora; ese modus operandi se logró romper , destacó.

Vega Reyes recordó el incidente ocurrido en la Universidad Arkansas, ubicada en el municipio de Colón, donde los constructores perdieron maquinaria a causa del robo. En aquella ocasión el daño económico fue de 800,000 pesos, entre los afectados se encontraron dos socios de cámara, siendo el último que pudiera tratarse de un atraco perpetrado por un grupo especializado en robo a construcciones.

Los constructores, afirmó, destinan hasta 10% de su inversión en seguridad, desde la compra de GPS para la maquinaria, cámaras de seguridad para las obras y personal especializado.

Los casos que aún ocurren son robos de herramientas menor y maquinaria ligera, mismos que no dejan de ser perjudiciales, ya que son equiparables con el robo hormiga y tienen impacto en el proceso de la obra.

De manera paralela la CMIC ha continuado con la implementación del Registro de Maquinaria Querétaro (ReMaQro), el cual permite identificar el equipo que utiliza la cámara, con la finalidad de prevenir robos.

Estamos reinventando este programa, que se siga aplicando; 89% de nuestros constructores tiene al menos una maquinaria pesada o un camión; este programa nos ayuda porque al menos controlamos, en horarios, la circulación de esta maquinaria , indicó.

En caso de encontrar que un vehículo trabaja a una hora no habitual, los constructores pueden llamar a la Secretaría de Seguridad Ciudadana, dependencia que procederá a la identificación de la maquinaria y verificará si está operando en horarios permitidos.