Frente a los retos latentes por la contingencia sanitaria, autoridades locales y federales dieron a conocer la renovación del Programa Impulso Nacional Financiera (Nafin) + Ciudad de México, con el cual se concreta la generación de una bolsa por 2,720 millones de pesos y que busca beneficiar a más de 1,500 empresas.

En la presentación del proyecto, el secretario capitalino de Desarrollo Económico (Sedeco), Fadlala Akabani Hneide, explicó que los recursos buscan apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) locales, el sector más golpeado por la pandemia y que son la base de la economía de la ciudad.

Dio a conocer algunas de las ventajas que tendrán las empresas por acceder a este programa; por ejemplo, garantías para el acceso a créditos de la banca comercial sin comisión por apertura ni penalización por prepago. Otras facilidades incluyen un periodo de gracia de seis meses y 60 meses para pagar, además las tasas de interés no serán mayores a 13 por ciento.

“Aún existen retos por delante, sin embargo, nuestra mejor vía para subsanarlos es el trabajo colaborativo entre el gobierno federal, el Gobierno de la Ciudad de México y los distintos organismos empresariales, compartiendo el mismo interés de beneficiar y priorizar al sector empresarial de las micro, pequeñas y medianas empresas. Seguiremos en este diálogo constante para construir una pronta reactivación y recuperación económica”, dijo.

Por su parte, el director general del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) y de Nafin, Juan Pablo de Botton Falcón, señaló que la generación de este monto es posible gracias a los recursos que aporta la Ciudad de México.

“Con apoyo de la banca comercial se apalancan para pequeños negocios y permiten la reactivación económica de la ciudad”, subrayó.

Acciones

El titular de la Sedeco hizo un corte de caja sobre las acciones que han implementado para ayudar en la reactivación económica de la urbe. Como primer punto se generaron protocolos para la reapertura de las actividades.

“Hemos dialogado exhaustivamente con todo el sector empresarial de la Ciudad de México, cuya participación es fundamental para la conformación de sus protocolos de reapertura que hoy ya estamos teniendo”, subrayó.

También evocó los cursos de asesoramiento y capacitación empresarial que han implementado para potenciar a los negocios en gestión, administración, producción y comercialización.

“Seguimos con el Programa de Desarrollo de Proveedores para convertir a manufacturas de la capital en proveedores de las grandes tiendas de autoservicio y departamentales. Igualmente, estamos incorporando a las mipymes en procesos de formalización, promoviendo su incorporación a las ventas por internet para reducir la brecha digital”, agregó.

Otras de las acciones que citó el funcionario fue generar una bolsa por 1,000 millones de pesos para dar 100,000 créditos a microempresas.

Por su parte, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, aseguró que estos trabajos de coordinación con el gobierno federal permitieron mermar el impacto que se generó en el 2020 y a inicios de este año. “Desde el gobierno de México fueron cerca de 20,000 millones de pesos en el 2020, que se multiplican prácticamente en 20% para el 2021, de apoyos directos para la población. Y desde la Ciudad de México a través de distintos programas sociales universales, también cerca de 10,000 millones de pesos”.

Asimismo, precisó que se dieron en apoyos a la microempresa, alrededor de 500 millones de pesos en el 2020 y 500 millones en el 2021.

Apoyos

Botton Falcón adelantó que habrá más acciones para detonar proyectos que permitan mejorar la calidad de vida en las distintas regiones del país.

“Nafin y Bancomext vamos a trabajar juntos por el desarrollo de México, nos vamos a enfocar en los proyectos que resulten prioritarios para el desarrollo económico de nuestro país y de sus regiones. El objetivo es ser una banca rentable, humana y cercana, queremos apoyar el crecimiento económico”, reiteró.

estados@eleconomista.mx