La Ciudad de México y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) revisan la viabilidad de que la administración capitalina se hace cargo nuevamente de la construcción del tramo 3 del Tren Interurbano México-Toluca, reveló la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo.

En conferencia de prensa en la Central de Abasto, la mandataria recordó que le correspondía a la capital ejecutar el tramo 3 del proyecto, el cual abarca 17 kilómetros y donde viene incluida la estación Santa Fe y la terminal Observatorio; sin embargo, acotó que fue en el 2019 que las autoridades de la urbe acordaron que el gobierno federal se encargara de su desarrollo.

Cabe recordar que cuando las autoridades de la Ciudad de México le transfirieron este tramo a la SCT apenas presentaba un avance de 56%, mientras que los otros ya tenían 80% de progreso.

“Tenemos ahora una reunión semanal con SCT, el tramo 3 que es el que le correspondía al Gobierno de la Ciudad, el año pasado lo regresamos a la SCT; hoy estamos viendo si nos regresan una parte de su construcción, justamente eso es lo que se está definiendo”, recalcó.

Asimismo, Sheinbaum Pardo precisó que están en coordinación con las empresas para revisar los contratos que se efectuaron para el desarrollo de este tramo; “hay una parte muy importante que tienen que cumplir las empresas que tienen contratos con el Gobierno de la Ciudad (...) desde el año pasado se está trabajando en ello, para que amorticen todos los anticipos que les dio la anterior administración. Ya prácticamente se tiene un acuerdo y esperamos que eso pueda salir adelante”.

Expuso que para garantizar el desarrollo de esta obra, también están trabajando en varias adecuaciones para la zona de Observatorio, donde destaca garantizar la llegada de las Líneas 12, 1 y 9 del Metro, además del Tren Interurbano.

“Estamos trabajando en distintos temas: uno tiene que ver con algunas afectaciones que hay, que tiene que entubarse una parte del río, lo está revisando el Sistema de Aguas de la Ciudad de México junto con la Comisión Nacional del Agua; y la otra parte, es la llegada a Observatorio, ahí tendrían que convivir la llegada de la Línea 12, la Línea 1, lo que pudiera llegar a ser la continuidad de la Línea 9 del Metro; y aparte el Tren Interurbano”, aseguró.

“La parte de Observatorio es la que ahora está trabajando de manera muy importante el Metro, pero ya podremos informarles lo que significa en términos de costos”, reiteró Claudia Sheinbaum.

Contexto

El Tren Interurbano México-Toluca es una de las obras de infraestructura que heredó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador por parte de la administración de Enrique Peña Nieto; el objetivo del proyecto es unir a la región del Valle de México, de manera específica a la capital del país con el Estado de México.

De acuerdo con el gobierno federal, con su construcción se recorrerán 57.87 kilómetros en 39 minutos; e irá de Zinacantepec a Observatorio, además estará compuesto por seis estaciones.

A pesar de lo planteado, se han registrado retrasos en el proyecto que debió ser inaugurado hace más de dos años, además la obra ha registrado sobrecostos (se estimaba su construcción en 35,000 millones de pesos y ya supera los 70,000 millones).

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que quedará concluido en el 2022.

[email protected]