León, Gto. La región Bajío se ha posicionado como un referente en crecimiento económico, no obstante, continúa en el proceso de consolidación de la Industria 4.0.

En el marco de la Hannover Messe, Industrial Transformation México, secretarios estatales de Desarrollo Económico coincidieron en la necesidad de formar alianzas estratégicas, a fin de pasar del proceso de manufactura a la mentefactura.

Asimismo, el esquema de triple hélice, en el que se involucra la Iniciativa Privada, gobiernos y academia, resulta indispensable para ofrecer soluciones que demanda el mercado.

Mauricio Usabiaga Díaz Barriga, secretario de Desarrollo Económico Sustentable de Guanajuato, mencionó que la digitalización es una gran oportunidad para la región y para el estado, ya que se trata de una herramienta que busca el beneficio en materia de desarrollo económico.

Recordó que hace 25 años Guanajuato exportaba 300 millones de dólares, mientras que cerraron el 2018 con más de 24,000 millones, lo que representa el proceso de industrialización y digitalización que el estado ha trazado.

“Se tiene que trabajar en conjunto como estado, concentrar información y compartirla para lograr un proceso de digitalización (...) Se trata de una gran oportunidad para desarrollar la competitividad a nivel estatal, regional y nacional. Innovación y conocimiento sin emprendedurismo no genera riqueza”, dijo.

“Conectividad es sinónimo de digitalización. Las alianzas son fundamentales para competir a nivel nacional”, acotó.

Eduardo Infante Priego, subsecretario de Promoción a la Inversión de la Secretaría de Desarrollo Económico de Aguascalientes, refirió que si bien la región ha mostrado crecimientos por arriba del promedio nacional, es necesario detectar “dónde está el talón de Aquiles”.

Explicó que la movilidad, el agua y la cobertura energética son los principales retos que enfrentan los estados que conforman el Bajío (Guanajuato, Querétaro, Aguascalientes y San Luis Potosí), por lo que surge la necesidad de concretar otras alianzas con entidades para afrontar todas las necesidades presentes.

Expuso que las cuatro entidades representan 17.5% del Producto Interno Bruto no petrolero, 15% del empleo que se genera en el país y 11% de la Inversión Extrajera Directa (principalmente de Alemania, Japón y Estados Unidos).

Alta tecnología

Para Ernesto Sánchez Proal, secretario de Desarrollo Económico de Jalisco, trazar estrategias en conjunto con la Iniciativa Privada a nivel local y regional resulta fundamental para ostentar un ecosistema de alta tecnología.

Pese a que el sector financiero tiene participación en este proceso, uno de los principales desafíos es acceder a financiamientos para el desarrollo de proyectos que involucren capital relativo a tecnologías. “La política industrial federal es necesaria para tener certeza jurídica”, indicó.

Destacó que se trabaja en conjunto con las demás entidades del Bajío para crear un esquema de fideicomiso regional, ya que el financiamiento para proyectos productivos es imprescindible.

El director de la Coordinadora de Fomento al Comercio Exterior, Luis Rojas Ávila, manifestó que la transformación digital en Guanajuato ha sido importante en el marco de la apuesta de internacionalización, impulsando a empresas, desde pequeñas y medianas hasta grandes, a conquistar nuevos mercados para exportar.

[email protected]