Durante el segundo trimestre del año en curso, Baja California se colocó por primera vez en los últimos 15 años como el principal receptor del país de Inversión Extranjera Directa (IED).

Ésta es la segunda ocasión que la entidad fronteriza se ubica en primer lugar nacional. La primera vez fue en el periodo julio-septiembre del 2006, cuando captó 328.1 millones de dólares, mientras esta hazaña la logró nuevamente en el lapso abril-junio del 2021, con una atracción de 1,321 millones de capital extranjero, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

Además, este último monto representó un crecimiento de 542.1% a tasa anual (el dato del primer trimestre de este año es preliminar; los demás son observados). Lo importante es que de los 1,321 millones de dólares que atrajo de IED Baja California, 81.1% corresponde a nuevas inversiones, situación que manifiesta certidumbre y confianza hacia el estado de los capitales foráneos. Por su parte, 18.1% se refiera a cuentas entre compañías y 0.8%, a reinversión de utilidades.

Por país, 1,240 millones de dólares provino de Estados Unidos, 495.1% más que en el segundo trimestre del 2020, lo que se traduce en la materialización de la economía binacional con California; el segundo lugar fue para Corea con 63 millones, que significó un incremento anual de 160.3 por ciento.

En tanto, la rama económica que dio este impulso positivo para la entidad de la frontera norte de México fue transporte de gas natural por ductos, con 1,006 millones de dólares de inversión. Otros resultados importantes se observaron en fabricación de productos de plástico (39 millones); fabricación de instrumentos de medición, control, navegación y equipo médico electrónico (25 millones); fabricación de aparatos eléctricos de uso doméstico (24 millones) y fabricación de automóviles y camiones (20 millones).

La política estatal de atracción de inversión extranjera se reflejó en la creación de empleos formales, ya que Baja California fue el mayor generador con 65,203 plazas laborales entre julio del 2021 y febrero del 2020 (nivel prepandemia), según información del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Asimismo, la primera entidad en superar los estragos que trajo consigo el Covid-19 en el mercado laboral fue Baja California, en agosto del 2020, con 3,790 nuevos puestos asegurados en el IMSS, respecto a febrero del mismo año, y considerando que al inicio de junio terminó la jornada nacional de sana distancia para evitar la propagación del virus (abril y mayo fueron de total confinamiento y paro de actividades no esenciales).

Los otros

Tras Baja California, los mayores receptores de IED en el segundo trimestre del presente año fueron Ciudad de México (953 millones de dólares), Chihuahua (533 millones), Coahuila (481 millones), Sonora (420 millones) y Zacatecas (400 millones). Mientras los menores montos fueron en Guanajuato (17 millones), Yucatán (16 millones) e Hidalgo (15 millones).

Sobresale que cuatro estados mostraron saldos negativos: Colima (-3 millones de dólares), Chiapas (-6 millones), Oaxaca (-49 millones) y Veracruz (-142 millones).

En el caso veracruzano, la merma provino de cuentas entre compañías (-216 millones de dólares), cuyo flujo negativo se debe a préstamos de las filiales a las matrices en el exterior y/o adelantos de pagos a filiales a sus matrices. Los saldos positivos fueron en reinversión de utilidades (19 millones) y nuevas inversiones (56 millones).

Destacados

Por variación anual, 12 entidades presentaron incrementos, 13 redujeron su ritmo de captación de IED en el segundo trimestre del 2021, tres repuntaron (Aguascalientes, Morelos y Tamaulipas) y cuatro tuvieron saldos negativos, cuando un año antes eran positivos (no se pueden realizar tasas de crecimientos entre cifras negativas y positivas).

Los mayores aumentos en atracción de inversión extranjera fueron en Zacatecas, con 1,467.4% (pasó de 26 millones de dólares en el segundo trimestre del 2020 a 400 millones en igual periodo del 2021); Guerrero, con 573.3% (de 19 a 131 millones); Baja California, con 542.1% (de 206 a 1,321 millones); Yucatán, con 489.3% (de 3 a 16 millones), y Chihuahua, con 143.7% (de 219 a 533 millones). 

Al otro extremo, las caídas más pronunciadas fueron en Tlaxcala, con -91.8% (de 250 a 21 millones de dólares); Guanajuato, con -93.2% (de 252 a 17 millones), y San Luis Potosí, con -93.8% (de 610 a 38 millones).

Es importante recalcar que los montos de IED en el segundo trimestre del 2020 fueron bajos por los estragos en el mundo que ocasionó el Covid-19.

Primera mitad del año

En el primer semestre del año, la entidad con mayor recepción de IED fue Ciudad de México (3,270 millones de dólares); de este monto, considerando los porcentajes más elevados por apartado, 57.7% perteneció a reinversión de utilidades, 33.4% provino de Estados Unidos y 22.0% se dirigió a banca múltiple.

Atrás de la capital del país se posicionaron Baja California (1,626 millones de dólares), Nuevo León (1,455 millones), Chihuahua (1,049 millones) y Guanajuato (1,016 millones). Mientras los montos más bajos se dieron en Hidalgo (66 millones), Yucatán (40 millones) y Colima (26 millones).

En el acumulado de la primera mitad del 2021, ningún estado exhibió saldos negativos de IED, por lo que en comparativo anual, 13 mostraron alzas anuales y 19, descensos. Los mayores aumentos fueron en Zacatecas (1,181.6), Michoacán (287.0%), Sonora (133.8%), Guanajuato (86.1%) y Quintana Roo (84.9 por ciento).

Sobre las entidades con los desplomes más pronunciados, es decir, que captaron menos inversión respecto a los primeros seis meses del 2020, sobresalen Sinaloa (-75.6%), Tlaxcala (-78.3%) y Nayarit (-81.6 por ciento).

estados@eleconomista.mx