Puebla, Pue.- México en este año descendió en el desarrollo democrático al obtener 5.5 con respecto al 2011 cuando tuvo de calificación 5.8, a consecuencia del rezago social y la inseguridad, de acuerdo al estudio que realizó la Fundación Konrad Adenuer y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

En el Índice de Desarrollo Democrático de México (IDD-MEX) 2012, que se presentó en esta ciudad, se dio a conocer que por estado Baja California Sur, es el primer lugar, seguido por Colima, Nayarit, Distrito Federal, Yucatán, Aguascalientes y Campeche con un alto desempeño en este tema.

Mientras que con desarrollo medio están Guanajuato, Coahuila, Jalisco, Tlaxcala, Nuevo León, Morelos, Tabasco, Sonora, Zacatecas, Durango, San Luis Potosí, Veracruz, Quéretaro, Puebla Quintana Roo, Hidalgo, Michoacán y Oaxaca.

En la parte baja de la tabla se encuentran Baja California, México y Tamaulipas. En tanto, que con desarrollo democrático mínimo están situados Sinaloa, Chihuahua, Chiapas y Guerrero, éste en último lugar de las 32 entidades del país.

Con respecto al Desarrollo Económico, Coahuila está en primer lugar y Puebla en último lugar.

Los aspectos que se evaluaron por el IDD-MEX 2012 son libre ejercicio de derechos y libertades; derechos políticos y libertades civiles; calidad institucional y eficiencia política, y ejercicio de poder efectivo para gobernar.

No obstante, de acuerdo al presidente nacional de la Coparmex, Juan Pablo Castañón, puntualizó que a pesar de los contrastes, los promedios arrojan que hay mejoras con un promedio de 4.0% en México, principalmente en el ejercicio de los derechos políticos y libertades civiles.

Mencionó que se tienen estadísticas de atrasos en el desarrollo económico, por lo que se requiere acciones públicas y privadas en generación de mayor desarrollo actividad y más trabajo, con inversiones en infraestructura –escuelas, hospitales y caminos- para acumular capital económico y social.

Jorge Arias, director de la consultora Polilat, quien elaboró este diagnóstico con la Fundación Konrad Adenuer y Coparmex, comentó que el país presente distintos desarrollos y uno de los desafíos de la dirigencia política de la ciudadanía mexicana es lograr la mayor homogeneidad, de modo que una persona con derechos y libertad sea lo mismo, sin importar donde viva.

mac