El gobierno federal aseguró que, durante la consulta que realizó este fin de semana en 1,083 comunidades y 88 municipios de Quintana Roo, Campeche, Yucatán, Tabasco y Chiapas, integrantes de pueblos indígenas “se manifestaron de manera contundente a favor del proyecto de desarrollo del Tren Maya”.

Informó que celebró 15 asambleas regionales para recabar opiniones sobre el Tren Maya, en las que participaron 5,193 representantes indígenas, a quienes se les preguntó: “¿Estás de acuerdo en que se construya el proyecto integral Tren Maya?”.

En un comunicado, explicó que los integrantes de comunidades originarias se manifestaron en favor del proyecto, pero pidieron mejorar la infraestructura básica e impulsar proyectos de desarrollo local, infraestructura hídrica y saneamiento, entre otros.

Lilia González Moreno, enlace territorial del Tren Maya en el tramo Tulum-Chetumal, aseguró que las cuatro asambleas regionales convocadas este domingo en Quintana Roo (Bacalar, Othón P. Blanco, Felipe Carrillo Puerto y Tulum) para desahogar la segunda parte de la consulta se pronunciaron mayoritariamente a favor del proyecto.

La funcionaria indicó que la segunda etapa del proceso consistió en recibir las respuestas de las comunidades que se encuentran en el paso del Tren Maya, luego de que se les entregó la información correspondiente a los impactos del proyecto en sus comunidades.

También, uno de los acuerdos derivados de esta segunda etapa fue pactar una reunión para el próximo 15 de marzo en Cancún para revisar el avance en la atención de las demandas de las comunidades, lo cual será un ejercicio permanente para no dejar de lado las exigencias de las comunidades mientras se avanza en la construcción del Tren Maya, declaró.

Además de realizarse la segunda etapa de la consulta indígena en Quintana Roo, tuvieron lugar otras tres asambleas regionales en Tenosique, Tabasco; Calakmul, Escárcega, Felipe Carrillo Puerto y Champotón, Campeche, donde hubo también un consenso mayoritario a favor del Tren Maya, aseguró Rogelio Jiménez Pons, director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

El pasado 14 de diciembre se realizaron las correspondientes en Dzitás, Chichimilá, Tunkás, Tixpéhual y Maxcanú en Yucatán y de Tenabo en Campeche, además de indígenas ch’ol y tseltal en Palenque, Chiapas.

Participación ciudadana

Jiménez Pons aseveró que hubo una respuesta “abrumadora” a favor del Tren Maya en las casillas de votación ciudadana.

Dijo que el proceso de votación abierto a la ciudadanía en casillas instaladas en 88 municipios de Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Tabasco y Chiapas arrojó un resultado a favor de la construcción del tren.

Aunque este proceso lo llevó la Secretaría de Gobernación —mientras que la consulta indígena fue coordinada por el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas—, en ambos procesos la mayoría se pronunció a favor del proyecto, añadió.

“Esto es extraoficial, pero las referencias que tuve a lo largo de la jornada son de un abrumador apoyo al proyecto. Tengo casos de largas filas de gente votando en Cancún, en Mérida y en otros lugares. Sin embargo, el dato oficial lo deberán dar creo que el lunes 16 de diciembre a primera hora las instancias correspondientes”, refirió.

El director del Fonatur expuso que, aunque la mayoría de las comunidades originarias se pronunció a favor del proyecto, solicitaron que se atiendan otras carencias en sus comunidades, que van desde caminos, escuelas, alumbrado público y hospitales hasta deudas añejas con el gobierno federal por la expropiación de tierras.

“No vamos a desvincularnos de estas demandas. Nos preocupa que se atiendan para poder seguir adelante con las negociaciones del Tren Maya. Es muy justo lo que están pidiendo y nosotros haremos lo posible”, dijo.

[email protected]