Tijuana, BC. El costo de los productos en Tijuana ha aumentado entre 10 y 20%, debido al incremento en el precio de los combustibles y a la depreciación de la moneda nacional frente al dólar, advirtió el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) en la ciudad, Gilberto Leyva Camacho.

El empresario explicó que con el aumento a la gasolina que inició desde el 1 de enero pasado y los embates contra el peso, los insumos, que son importados, ahora son más caros para los comerciantes, razón por la que optaron por subir el precio de los productos, lo cual ha generado una disminución en sus ventas.

Aunque no tienen a detalle el impacto en éstas, indicó que la Canaco ya trabaja en analizar los datos para precisar los números, al igual que los giros que resultaron más afectados.

Para nosotros es muy difícil, porque vemos que los más afectados son los pequeños comerciantes, no todos pueden sostener esta crisis que estamos viviendo en la frontera; no sé en el resto de los estados, pero aquí si nos está pegando , expuso.

Leyva Camacho indicó que el problema es la dependencia con Estados Unidos ya que en Tijuana entre 70 y 80% de los negocios compra insumos estadounidenses, por lo que es difícil mantener un precio fijo cuando la estabilidad del peso frente al dólar no se mantiene.

Además, comentó que ante el aumento a los costos de los productos, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Baja California les pidió prudencia para no afectar el bolsillo de los ciudadanos, aunque expresó su comprensión de la situación.

Para nosotros es imposible absorber los costos, hablamos de 10 o 20%, y aguantamos lo más que se pudo. Ahora habrá que ver si los negocios pueden sostenerse .

estados@eleconomista.mx