HR Ratings revisó al alza la calificación de “HR BBB-” a “HR BBB” al municipio de Puerto Vallarta, Jalisco y modificó la perspectiva de Estable a Positiva.

El aumento a la nota crediticia, según la calificadora, se debe al buen desempeño fiscal observado, lo cual se vio reflejado en la disminución de las Obligaciones Financieras sin Costo (OFsC) del municipio, así como en su deuda neta.

“Al cierre del 2018, se observó por segundo año consecutivo un superávit en el balance primario, el cual representó 6.1% de los ingresos totales y se debió principalmente al comportamiento estable de los ingresos propios del municipio, así como al crecimiento controlado de su gasto corriente”, explicó la agencia en un reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

El superávit primario equivalente a 6.1% de los ingresos totales del municipio en el 2018 superó a la estimación de HR Ratings, de 1.1%; esto, debido al crecimiento de 0.8% en los ingresos propios y a un comportamiento estable en los ingresos federales.

Asimismo, el gasto total fue 0.4% menor, mientras que la agencia proyectaba un crecimiento de 6.4%, así como un ajuste a la baja en los ingresos propios.

“No obstante, la dinámica inmobiliaria en el municipio permitió un comportamiento estable en sus ingresos propios, principalmente en los impuestos por traslado de dominio, lo cual se espera que continúe para los próximos años”, señaló la calificadora.

De acuerdo con el incremento esperado en el gasto de inversión, HR Ratings espera que el superávit en el balance primario disminuya en los próximos años a un promedio de 2.0%, aunque se estima que la deuda neta continúe disminuyendo, lo cual continuaría reflejándose positivamente sobre la calidad crediticia de Puerto Vallarta.

Sobre las OFsC, éstas, como consecuencia del buen comportamiento fiscal del municipio, disminuyeron de 972.8 millones de pesos en el 2017 a 821.2 millones en el 2018, debido principalmente al pago de retenciones y contribuciones, así como pasivos con proveedores.

Lo anterior, sumado al crecimiento de los Ingresos de Libre Disposición (ILD), provocó que la métrica de OFsC netas como proporción de los ILD pasara de 70.5% en el 2017 a 57.8% en el 2018, contra un nivel esperado de 73.4 por ciento.

Al cierre del año pasado, la deuda directa de Puerto Vallarta ascendió a 307.1 millones de pesos.

“La deuda neta ajustada representó 17.7% de los ILD, mientras que el servicio de la deuda fue por 6.4% de los ILD. Esta disminución sobre el servicio de la deuda se debió al menor uso de financiamiento a corto plazo, así como por el refinanciamiento de la deuda a largo plazo realizado en el 2017”, indicó.

[email protected]