Cancún, QR. El Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur), concesionario del Aeropuerto Internacional de Cancún y otras ocho terminales en el sureste de México, enfrenta un proceso en los ámbitos fiscal y laboral derivado del no pago de más de 126 millones de pesos por concepto de utilidades a trabajadores y exempleados del aeropuerto de Cancún correspondientes a los ejercicios fiscales 2006-2007.

El vocero de los extrabajadores afectados, Raúl Fernández León, dijo en conferencia de prensa que luego de varios años de litigio, ya hay una resolución definitiva para el pago de las utilidades.

Dicha resolución, emitida por un Tribunal Fiscal Federal, ordena al Servicio de Administración Tributaria (SAT) de Cancún realizar una nueva cuantificación del reparto de utilidades que corresponde a más de 400 trabajadores de la terminal aérea de Cancún del 2006 al 2007.

Fernández León explicó que el procedimiento lo inició la propia oficina local del SAT durante el sexenio anterior, fijándole al consorcio Asur un crédito fiscal por un monto casi de 850 millones de pesos, por el no pago de Impuesto sobre la Renta y la Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU).

En el ejercicio de sus derechos, el consorcio recurrió a un juicio de nulidad ante el Tribunal Fiscal de Juicios en línea con sede en la Ciudad de México, pero tras el cambio de gobierno federal, Asur se acogió a las reformas promovidas por la actual administración federal que le permitían liquidar el crédito fiscal con el pago de sólo 230 millones de pesos bajo la condición de abstenerse del juicio de nulidad.

El extrabajador de Asur asegura que el juicio no se extinguió con el pago de ese dinero, sino que se mantiene vivo porque parte de los créditos fiscales incluían un monto de 126 millones de pesos correspondientes a la PTU.

El tribunal fiscal ya resolvió que sí procede la liquidación de las utilidades que corresponden a los exempleados de Asur, pero el SAT se rehúsa a proceder conforme al mandato de tribunales, aseguró.

[email protected]