Cancún, QR. Ciudadanos y asociaciones civiles del estado, en conjunto con cooperativas turísticas y pesqueros del municipio de Solidaridad, presentaron una denuncia popular ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) solicitando la emisión de un dictamen en materia de ordenamiento ecológico y la revocación de la autorización, por omisiones y daños ambientales del proyecto denominado Sol de Selva, de Grupo Xcaret.

Dicho proyecto consiste en la construcción de una marina para 15 barcos, que supone el dragado de 67,653 metros cúbicos de arena, así como la colocación de una escollera de 190 metros de longitud, la más grande en comparación con la infraestructura que hay en otros puntos del estado, la cual incluye además la colocación de diques de concreto.

La denuncia popular, entregada en la delegación de Profepa, argumenta la facultad que tiene esta autoridad de revisar y verificar el estricto cumplimiento de la normatividad ambiental, precisando que los permisos entregados a Xcaret contravienen el Programa de Manejo del Caribe mexicano, así como a un criterio del Programa de Ordenamiento Ecológico del Golfo y Mar Caribe.

Las agrupaciones ciudadanas —entre las que se encuentran la Red de Formadores Socioambientales, Sindicato de buzos, La Fuerza de Minerva, Eleonora Mendoza, Sociedad Cooperativa Turística Playa del Carmen, Grupo Gema del Mayab, Sociedad Cooperativa Pesquera Xaman Ha, Pasión por Playa, Círculo Espeleológico del Mayab y ciudadanos independientes— solicitan a la Profepa la revocación de la autorización de impacto ambiental de la mencionada marina de Grupo Xcaret.

En específico, la denuncia popular explica que la obra está modificando la morfología costera al realizar dragado y colocación de estructuras de concreto en la zona federal marítimo terrestre y en una porción de zona marina dentro del área de influencia del Área Natural Protegida Caribe Mexicano.

En el documento se plasman antecedentes y hechos, entre ellos que el pasado 2 de agosto del 2019, la Dirección General de Impacto y Riesgos Ambientales (Digira) de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semartnat), emitió el oficio SGPA/DGIRA/DG/06030, a través del cual autorizó en materia de impacto ambiental de manera condicionada el proyecto denominado “Sol de Selva”, con pretendida ubicación en una fracción de la zona marítima y otras en zona terrestre, en el municipio de Solidaridad.

Puntualizan que durante agosto y septiembre del presente año, habitantes del municipio – entre ellos pescadores y prestadores de servicios turísticos- detectaron los trabajos de remoción de la piedra que conforma la morfología natural de la zona federal marítimo terrestre con apoyo de maquinaria pesada, así como el relleno y la colocación de estructuras de concreto en la zona marina adyacente.

A consecuencia detectan el deterioro de dos zonas arrecifales Sábalos y Tortugas, mismos que se encuentran en el área de la obra, los cuales presentan sedimento de la construcción.

Inspección

De acuerdo a la denuncia popular firmada por más de 10 representantes de agrupaciones ciudadanas y ciudadanos, “la Profepa tiene la obligación de velar y verificar el cumplimiento de las disposiciones legales, además es su deber ordenar las medidas de seguridad y de urgente aplicación y reparación del daño; así como revocar o suspender la autorización emitida por la Semarnat sin contemplar el desequilibrio ecológico o daño ocasionado al medio ambiente y/o a los recursos naturales, vulnerando el derecho al medio ambiente sano”.

La dependencia tiene la obligación de iniciar un procedimiento con base a la ley y a petición de cualquier persona o grupo social, organización no gubernamental, las cuales tienen el debido derecho de denunciar ante esta instancia los hechos u omisiones que produzca o puedan causar daño al medio ambiente, autorizado y violentando todos los programas que le requieren en las condiciones.

estados@eleconomista.mx

rrg