Cancún, QR. Además de los grandes proyectos federales para el sur-sureste del país, como el Tren Maya, el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, la Refinería de Dos Bocas y el Pacto Oaxaca (intercambio de prácticas de desarrollo industrial, económico, de infraestructura, social, rural y urbano), hay una iniciativa para que se ofrezcan incentivos fiscales en la frontera de la región.

La senadora del PAN por Quintana Roo, Mayuli Martínez Simón, dijo en entrevista con El Economista que analizarán la viabilidad de reducir el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a 8% en todos los estados que tienen municipios fronterizos con países centroamericanos como lo propone Morena.

Indicó que hace un año ella misma propuso reducir el IVA sólo para Quintana Roo, aunque el partido morenista no apoyó el proyecto.

“Ahora que proponen extender el beneficio a otros estados se debe calcular el impacto que tendrá en la recaudación federal, pues la medida pretende ser aplicada en Tabasco, Chiapas Campeche y Quintana Roo (en un total de 23 municipios)”, explicó la legisladora.

En el 2018, cuando se presentó la propuesta de Acción Nacional para disminuir el IVA de 16 a 8% en Quintana Roo, la principal justificación fue que el estado gozó durante más de una década de una tasa de 11% de este gravamen, lo cual permitió consolidar inversiones y generar una industria comercial atractiva para el turismo internacional.

“Sin embargo, cuando en el 2014 la reforma fiscal del gobierno federal en turno homologó la tasa del IVA en todo el país, incluidas las fronteras norte y sur, esto trajo consigo una fuerte disminución en el nivel de vida de ciudadanos que habitan en estas zonas”, aseguró Martínez Simón.

Por ejemplo, añadió, en Riviera Maya hubo un aumento de al menos 10% en las tarifas hoteleras, lo que impactó en el turismo de la región y, de forma consecuente, a los habitantes y comerciantes de la zona.

“Hoy la propuesta que está poniendo sobre la mesa Morena no aplica sólo para Quintana Roo, sino para cuatro estados del sureste del país; esto supone un impacto mayor en la recaudación del gobierno federal y se deben hacer los cálculos para determinar qué tanto afectará a los ingresos del gobierno central, pues el panorama no parece ser el óptimo para que el gobierno actual prescinda de ingresos fiscales que obliguen a castigar aún más el presupuesto de las entidades federativas”, insistió.

El apoyo o rechazo a esta iniciativa por parte de la fracción parlamentaria del PAN estará en función del análisis y la justificación económica que haga Morena de este proyecto.

Propuesta de Morena

El pasado jueves, el senador de Morena por Chiapas, Oscar Eduardo Ramírez Aguilar, presentó una iniciativa ante el Senado de la República para reducir el IVA de 16 a 8% en la región fronteriza sur, a fin de que se establezca una igualdad de condiciones, en estímulos fiscales, con la región fronteriza norte de México, así como impulsar la economía de esta zona, según se lee en un comunicado de la fracción parlamentaria.

Se detalla que desde enero del 2019 la frontera norte de México goza de una tasa del IVA de 8%, por lo que “dada la importancia de nuestra región y lo que contribuye con el desarrollo del país, al aportar generosamente recursos naturales, turísticos y energéticos, como el petróleo, el gas natural y la energía hidroeléctrica, recursos como café, cacao, plátano, entre otros, lo más justo es resarcir esa contribución y qué mejor que con este estímulo”.

Esta iniciativa reforma y adiciona a los artículos 1 y 2 de la Ley del Impuesto al Valor Agregado, que instituye una tasa de 8% del IVA en la enajenación de bienes, la prestación de servicios independientes, el uso o goce temporal de bienes, la importación de bienes o servicios y la enajenación de inmuebles que realicen las personas que residen en la región fronteriza sur.

Cabe destacar que, al hablar de la frontera sur de México, también incluye municipios pertenecientes a los estados de Tabasco, Campeche y Quintana Roo, toda vez que hacen frontera con Guatemala y Belice.

Promesa presidencial

Esta propuesta es independiente de la promesa del presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, de instaurar la zona libre en Chetumal.

A pesar de que en junio pasado durante su visita a Tulum, Quintana Roo, López Obrador confirmó que en el 2020 cumplirá su promesa, en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) del próximo ejercicio fiscal no se contempla esta medida, que incluye principalmente la disminución de las tasas del IVA a 8% y del Impuesto sobre la Renta (ISR) a 20 por ciento.

Inicialmente, la creación de la zona libre en Chetumal no se incluyó dentro del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, el cual sólo considera tres proyectos regionales: Tren Maya, Istmo de Tehuantepec y Programa Zona Libre en la Frontera Norte.

Este último empezó su aplicación desde el pasado 1 de enero en los 43 municipios fronterizos con Estados Unidos y pertenecientes a Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, en los cuales se ofrecen beneficios al desarrollo como la reducción del pago del IVA y del ISR, el incremento del salario mínimo regional al doble y la homologación del precio de los combustibles con los de la Unión Americana. Para el 2020 seguirán estos incentivos, de acuerdo con el PPEF.

Antecedente

Previo a la reforma fiscal que entró en vigor en el 2014 estaba vigente el decreto de región fronteriza que comprendía los estados de Baja California, Baja California Sur, Quintana Roo y regiones parciales de Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Chiapas, Tabasco y Campeche.

Los beneficios de este régimen implicaban gozar de una tasa de IVA de 11% contra 16% del resto del país, además de poder importar 1,734 fracciones arancelarias a tasas preferenciales de 0 y 5%, entre otra serie de beneficios no arancelarios como la exención para algunos productos de cumplir con ciertas normas oficiales mexicanas.

La referida reforma fiscal homologó la tasa del IVA, pero aún se mantienen los beneficios arancelarios.

[email protected]