Querétaro, Qro. Tras los recientes retrasos fronterizos para trasladar exportaciones mexicanas al mercado estadounidense, en Querétaro se vislumbran alternativas para desarrollar el sector logístico de manera aérea, ferroviaria y carretera, a fin de generar una composición diversa de las cadenas de suministro.

El vicepresidente del Clúster para la Innovación Logística de Querétaro (CILQ), Jorge Rodríguez y Rodríguez, destacó que el estado tiene la oportunidad de desarrollar una mezcla de vías que conecte a la entidad con puntos logísticos del país y del extranjero.

“¿Cómo pudiéramos hacer una mezcla en cadenas de suministro?, esa mezcla, por ejemplo, puede llegar en barco a Veracruz, en ferrocarril a Querétaro, de ahí en vía terrestre a otros lugares, para desahogar un poco el tráfico de vía terrestre de Veracruz a Querétaro, puede ser una oportunidad”, pronunció.

En materia de carga, destacó el área de oportunidad que se tiene en el intercambio comercial por medio de vuelos que llegan al Aeropuerto Intercontinental de Querétaro (AIQ) procedentes de regiones de Europa, y cuyas aeronaves pudiesen regresar con mercancía de esta región.

“Otra es como la carga que está llegando por el aeropuerto, regresarlos llenos de mercancía, aprovechar que llega un vuelo con materia prima”, comentó el vicepresidente del CILQ.

Los retrasos que vivieron empresas exportadoras del estado al inicio de abril por una mayor vigilancia migratoria, al cruzar mercancía en la frontera norte con Estados Unidos, también derivaron en analizar alternativas marítimas, dado que se analizaron puntos logísticos por medio de los puertos de Altamira y Veracruz, para llegar hacia las terminales portuarias de la Costa Este de Estados Unidos, explicó el presidente del Capítulo Querétaro del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce), Ricardo Zaldumbide Ceceña.

A este escenario, se suma la posibilidad que se ha abierto para rehabilitar la anterior aduana de Querétaro, para forjarla como una secciona aduanera.

El experto en comercio exterior señaló que a la incorporación de estas capacidades se añade la creciente infraestructura del área de carga del AIQ, que con la reciente expansión (inaugurada en abril) se incorporó una cámara fría para comercializar productos perecederos.

“Estamos viendo con demasiado optimismo que la aduana interior, con sede en el aeropuerto, está haciendo un trabajo importante de facilitación y acercamiento con exportadores; además, viendo que se pueda rehabilitar la aduana anterior, como una sección aduanera, la que estaba por Las Teresas, y hay también bastante infraestructura en el aeropuerto para manejar perecederos, a través de cámara fría y más de 5,000 metros cuadrados nuevos de bodega”, pronunció.

La habilitación de esta sección aduanera, dijo, corresponde a generar un alternativa para que los productos entren directamente a la aduana y que desde ahí salgan despachados hacia su destino, con la finalidad de amortiguar las presiones que se han presentado en la frontera norte.

El presidente de Comce en Querétaro previó que sea una estrategia que se materialice en el corto plazo, ya que respondería a una necesidad imperiosa para el comercio exterior del estado.

También, señaló que se busca recuperar un proyecto que planteaba la consolidación de un puente aéreo entre Querétaro y España, lo que facilitaría el envío de mercancías hacia diversas regiones de Europa.

A este panorama se añade la ampliación de puertos, como el de Veracruz, lo que representa un aumento en capacidades logísticas.

“La necesidad de operaciones en el aeropuerto ha incrementado de manera importante. Ha habido nueva infraestructura en Veracruz y Altamira, en los puertos del Pacífico también se han ampliado otras capacidades de operación logística y esto está abaratando, está facilitando la consolidación para pequeñas y medianas empresas y poder aspirar a ser exportadores”, abundó.

A doble dígito

Durante el primer cuatrimestre del año, la carga movilizada a través del AIQ ascendió a 18,101.4 toneladas, un aumento de 25.6% en relación con las 14,407.9 toneladas registradas en el mismo periodo del 2018, de acuerdo con información de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

La carga doméstica aumentó 22.0%, mientras que la internacional incrementó 29.5 por ciento.

Corredor

Asimismo, se añade la participación que tendrá el puerto de Veracruz en el comercio doméstico y exterior de México.

Los presidentes de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de la Ciudad de México y de Veracruz, Jesús Padilla Zenteno y Juan José Sierra Álvarez, respectivamente, coincidieron en que con la modernización y ampliación de la terminal portuaria veracruzana existen las condiciones para generar un corredor logístico-industrial desde la Ciudad de México y los estados de Puebla, Tlaxcala y Veracruz, con una atracción de inversión y generación de empleos que propiciarían un gran impacto para la economía nacional y las citadas entidades.

En el marco de la misión comercial de la Coparmex de la capital del país el viernes pasado, Padilla Zenteno reiteró que ante la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, Veracruz se posiciona de manera natural como “el centro logístico más importante del país” y cuyo éxito traerá mayores inversiones y creación de empleos.

[email protected]