El incremento en la tasa de referencia por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) y del Banco de México (Banxico), respectivamente, dará certeza a los mercados de inversión, aseguró Arturo Muñoz Villalobos, presidente del Colegio Queretano de Economistas (CQE).

Porque estábamos esperando a ver cuándo se iba a dar una decisión de esta naturaleza y en qué nivel, hoy ya lo sabemos y sabemos que un incremento de esta naturaleza es marginal y que en el corto plazo, al menos, no tendrá un impacto más allá , sostuvo.

Refirió que la decisión de la Fed de aumentar en 0.25 puntos la tasa de referencia está asociada al comportamiento de la economía estadounidense, que presenta condiciones más favorables, por ejemplo, en términos de inflación y generación de empleo. En tanto, en México el Banxico también incrementó las tasas en 0.25 puntos, en línea con la Fed, para quedar en un nivel de 3.25 por ciento.

Muñoz Villalobos mencionó que en el país, esto genera condiciones para reducir la presión que existe en el mercado cambiario, así como para evitar la salida de capitales.

Ahora, en el mercado también existe una pugna entre los diversos grupos financieros por colocar dinero y esto se dará en función de quién ofrezca mejores condiciones; yo creo que es algo que puede ayudar a que los mercados estén ofreciendo mejores condiciones de financiamiento , comentó.

Creo que la decisión (de elevar las tasas) es positiva en términos de evitar una distorsión en algunas variables macroeconómicas, es disminuir un poco la presión en el mercado cambiario, y la otra es evitar en la medida de lo posible una distorsión en cuanto a salida de capitales, que éstos se refugien en otras series de instrumentos que Estados Unidos tenga diseñados , detalló.

Encarecimiento del crédito

No obstante, el presidente del CQE reconoció que la medida del banco central podría elevar el costo del financiamiento en el país, aunque no de una forma que afecte la actividad productiva y la inversión.

Es un incremento marginal, (pero) esperemos que las condiciones macroeconómicas, como la inflación y el propio nivel de reservas, estén dando este sustento para que el impacto en el costo de los créditos no se eleve más allá , indicó.

Además, expuso que en el caso de los créditos hipotecarios y otros productos financieros de consumo, éstos manejan por lo regular tasas fijas que tampoco enfrentarían un mayor impacto.