Cancún, QR. Quintana Roo va por la construcción de una cuarta terminal de cruceros en Cozumel, de las mismas dimensiones que el puerto de Mahahual, con capacidad para atraques simultáneos, en la zona marina y terrestre del recinto portuario Banco Playa, que son terrenos propiedad del gobierno estatal.

Se trata de un proyecto del gobierno del estado a través de la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (Apiqroo) anunciado a principios de la administración de Roberto Borge, con una inversión aproximada de 40 millones de dólares, pero que se retrasó hasta este año.

El proyecto se propone fortalecer la industria turística del municipio Cozumel y del Estado de Quintana Roo, donde el sector de cruceros representa un importante aporte a la economía local, según se lee en el documento.

Cozumel es el más importante receptor de cruceros en México al contribuir con 57.4% del movimiento de hoteles flotantes en 2015, lo que representa 1,076 arribos al año y un total de 3 millones 397,169 pasajeros.

La nueva terminal será edificada en dos fases, dependiendo de la demanda de posiciones de atraque; la primera fase es la sección hacia el norte y la segunda la sección hacia el sur, según se lee en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) presentada ante la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.

El proyecto constará de una estructura en forma de T , construida sobre pilas o bloques de acero o concreto que ocupará un área total de 13,545 metros cuadrados sobre la zona marina, formada por una plataforma inicial, una pasarela central de acceso de menos de 20 metros de ancho y 272 metros de longitud en su eje y dos muelles de atraque orientados hacia el norte y hacia el sur, ambos de alrededor de 20 metros de ancho.

Actualmente, la operación de las tres terminales de cruceros en la isla se encuentra concesionada a Cruceros Punta Langosta, TMM Puertos y Terminales y Consorcio de Desarrollo, Promoción e Inmobiliaria.

Los proyectos del sexenio

Durante la gestión de Roberto Borge Angulo se han promovido varias obras portuarias. Además del proyecto en Banco Playa, el gobierno pretende construir otro muelle de cruceros en Isla Mujeres pese a que el sector hotelero se opone fuertemente a instalar terminales de cruceros en la zona norte del estado, debido a la competencia que significaría para la industria hotelera del corredor Riviera Maya-Cancún-Isla Mujeres.

El gobernador también está impulsando una terminal marítima que se construiría dentro de los terrenos de Malecón Tajamar para ofrecer transportación a bordo de ferrys sobre la laguna Nichupté, a lo largo de los más de 20 kilómetros de la zona hotelera de Cancún.

El gobernador también está vinculado con la entrada en operaciones de la empresa Barcos Caribe, que comenzó a operar en 2015 los cruces entre Playa del Carmen y Cozumel.

Entre escándalos

En días recientes, Borge Angulo fue señalado por pretender privatizar los terrenos sobre los que actualmente se encuentra el hospital José de Jesús Lima Gutiérrez en Isla Mujeres para ceder los terrenos en concesión a la Apiqroo y dar paso a la construcción de un muelle de cruceros.

De hecho, el gobernador ya promovió en el Congreso local una iniciativa de decreto para que el hospital y el terreno donde se encuentra, pase de ser un ‘bien público’ a un ‘bien privado’, para poder venderlos y construir en esa zona un muelle.

Este nuevo muelle es un proyecto de 700 millones de pesos que se alistaba desde 2013 y está a punto de recibir la concesión por parte del Gobierno Federal, según reveló en entrevista Ercé Barrón Barrera, director de la Apiqroo.

[email protected]