Cancún, QR. Durante la conferencia matutina de ayer 12 de enero, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, informó que a la brevedad arrancarán los trabajos en el nuevo trazo del Tramo 5 del Tren Maya, luego de que han logrado acuerdos con hoteleros, ejidatarios y propietarios particulares para adquirir tierra que dé paso al reciente derecho de vía.

“En lo que respecta al trazo del Tramo 5 sur, sufrió una variación, digamos que consensuada con los habitantes, inversionistas de la zona. Se planteó la modificación y Fonatur (Fondo Nacional de Fomento al Turismo) ya definió el trazo; se va avanzando en la liberación del derecho de vía. Tenemos entendido que las compañías constructoras van a acelerar el próximo mes los trabajos de construcción de los tramos”, expuso el funcionario.

El secretario precisó que están por definir la fecha de arranque de inicio, pero será a la brevedad posible. “Hay el planteamiento para el día 14 de enero para que ya se pueda estar trabajando físicamente en el Tramo 5 sur del Tren Maya; se está revisando si se inicia el 14 o el 17.  Va bien, y ahora seguramente la presencia de Javier May (nuevo director de Fonatur) en la zona, hará que cumplan en tiempo y forma con los compromisos”.

Consenso

La semana pasada, Antonio Chaves, presidente de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya, aseguró que al menos 90% de los empresarios se ha manifestado a favor de la venta de una porción de sus terrenos para el derecho de vía que necesita Fonatur ahora que el tren correrá ya no al centro de la carretera 307, sino a un costado, del lado de las líneas de alta tensión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Aplaudió la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador por trabajar en forma conjunta con los hoteleros y empresarios del destino para buscar un nuevo trazo del Tren Maya que tenga las menores afectaciones durante el proceso de construcción, especialmente al tráfico vial que pueda ocasionar a los miles de turistas y trabajadores que a diario utilizan esa importante carretera.

“El nuevo trazo ya se nos presentó y estamos trabajando en pequeñas modificaciones acordadas entre Fonatur y las asociaciones de Hoteles de Riviera Maya y Tulum. Estamos en la mejor disposición de continuar el diálogo por el bien de la conectividad que beneficiará al desarrollo y crecimiento turístico del Caribe mexicano. Si nos va bien en Quintana Roo, le va bien a México en materia económica y turística”, puntualizó.

Antecedente

El pasado 5 de enero López Obrador anunció un nuevo cambio de trazo para el Tramo 5 del Tren Maya en su paso por la Rivera Maya.

"El secretario de Gobernación nos tiene que ayudar allá en Quintana Roo, y aprovecho para enviar un mensaje a los hoteleros de la Rivera Maya, que nos ayuden, porque se está definiendo un nuevo trazo del Tren Maya y ojalá cooperen”, ahondó.

“No les afecta sus terrenos, es decir, la parte que tienen construida se va a hacer un trazo en los espaldares de sus terrenos, o sea no es a la orilla de la playa, sino en la parte de atrás, es un nuevo trazo”, comentó el mandatario.

A detalle

Antonio Chaves reveló a propósito de esas declaraciones, que el nuevo trazo del Tren Maya anunciado por el presidente Andrés Manuel López Obrador será por las líneas de alta tensión de la CFE, paralelas a la carretera 307, en el tramo que va de Tulum a Playa del Carmen (Tramo 5 sur). 

No obstante, la vía se mantendrá en su trazo actual a la altura de Playa del Carmen, en un segundo piso, a un costado de los pasos a desnivel que cruzan la mancha urbana, retornando de nuevo al centro de la carretera por alrededor de 8 kilómetros en dirección a Cancún, donde de hecho las obras ya tienen un grado importante de avance. 

Los hoteleros, dijo, “estamos puestísimos” a colaborar con el gobierno federal, luego de la disposición a dialogar por parte del Fondo Nacional de Fomento al Turismo, tras conocerse las circulares enviadas hace alrededor de dos meses por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), en las que se anunciaba que los empresarios debían vender una porción de sus tierras al pie de la carretera para ampliar los derechos de vía, o de lo contrario serían expropiados.

“Recibimos unas cartas de parte de la Sedatu, en unos términos que consideramos incorrectos, por decirlo de alguna manera, donde nos anunciaban que debíamos vender parte de la entrada de nuestros hoteles o que seríamos expropiados”, dijo. 

“Esta mesa de trabajo está funcionando muy bien, han entendido muy bien las inquietudes del sector. Eso se transmitió al presidente y lo que estamos haciendo es que en el nuevo trazo del Tren Maya se afecten uno terrenos de la parte continental, es decir del otro lado de la carretera", manifestó el empresario hotelero.

estados@eleconomista.mx