Querétaro, Qro. Las cinco entidades que conforman la Alianza Centro, Bajío, Occidente (ACBO) proyectan acelerar la participación de empresas locales en las cadenas de proveeduría de la región, a fin de sustituir importación y fortalecer el intercambio comercial en la zona.

Con este propósito inició formalmente la plataforma de negocios Por más hecho en México (www.alianzabajio.biz), que consiste en un espacio digital para vincular a compradores con proveedores de la región, en las diversas ramas productivas de estas entidades, entre ellas la industria automotriz y el sector agropecuario.

Mediante el lanzamiento de la plataforma se prevé un valor potencial por 300 millones de dólares en negocios para la región, explicó el representante del gobierno de Guanajuato en Ciudad de México, Luis Felipe Bravo Mena.

Actualmente se cuenta con la participación de al menos 100 empresas compradoras que buscan proveedores en la región y cuentan con al menos 500 requerimientos de compra. 

Las cinco entidades albergan a 3,632 proveedores industriales, nueve sectores económicos en común, 122 parques industriales y 10,896 procesos productivos, productos y servicios.

El centenar de empresa compradoras tiene origen tanto en México, como en Estados Unidos y Canadá, precisó el secretario de Desarrollo Económico de San Luis Potosí, Gustavo Puente Orozco, quien agregó que con esta iniciativa la alianza fortalece acciones para consolidarse como la región con mayor índice de desarrollo económico en Latinoamérica.

En esta iniciativa colaboran Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, Querétaro y San Luis Potosí, entidades que mantienen una importante relación en las actividades manufactureras.

Gran área de oportunidad

Particularmente la industria automotora representa uno de los pilares manufactureros de la región, pero también representa una de las mayores áreas de oportunidad para integrar cadenas de suministro, al contar con nueve armadoras —entre los estados de la región— y 140 empresas Tier1, manifestó el secretario de Desarrollo Económico de Aguascalientes, Manuel González.

“(La plataforma) permite acercar las necesidades, requerimientos de compra de empresas tractoras, grandes, hacia las locales y regionales. Si sumamos a la industria automotriz y el agropecuario, son 50,000 millones de dólares de exportaciones anuales, se emplea a 600,000 personas en estos dos sectores en la región”, apuntó.

Tan sólo en el primer semestre del año, en la región se fabricaron 750,000 vehículos, casi 50% de la producción nacional, declaró el funcionario.

A través de la plataforma se promueve la oferta de más de 4,700 productos, procesos productivos y servicios de las empresas asentadas en los estados de la alianza, con lo cual se busca acelerar el encadenamiento productivo de la región.

El secretario de Desarrollo Económico de Jalisco, Ernesto Sánchez Proal, contextualizó que la industria de alta tecnología tiene alto potencial de encadenamiento productivo en la región, la cual ha escalado en los últimos 60 años de fabricar motores de baja tecnología a incluso ahora diseñar semiconductores. Explicó que menos de 20% de lo que se fabrica en la región es de contenido nacional, por lo que hay una amplia área de oportunidad para incrementar la participación regional en cadenas de valor.

“El potencial dentro de la región para estas fábricas es muy grande y una herramienta muy útil es la plataforma Más por hecho en México, donde las grandes tractoras de manufactura avanzada ya colocan sus requerimientos. (...) Esta plataforma habilita esa integración de manera más acelerada”, declaró.

El subsecretario de Desarrollo Económico, de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu), de Querétaro, José Antonio Pérez Cabrera, destacó las características productivas del estado, al tener participación en el desarrollo de productos y servicios de las industrias automotriz, aeronáutica, tecnologías de la información, entre otras.

Frente a la presentación de la plataforma, el secretario de Desarrollo Económico Sustentable de Guanajuato, Mauricio Usabiaga Díaz Barriga, dijo que esta herramienta también es una oportunidad para sustituir importaciones chinas, luego de los rezagos logísticos que dejó la pandemia por Covid-19.

También planteó que con la implementación de diversas estrategias, dentro de 25 años la región podría experimentar crecimientos exponenciales similares a los de la economía estadounidense.

El secretario enlistó acciones como propiciar un mejor ambiente de negocios; incorporar más empresas locales a la cadena de valor, especialmente en la proveeduría de grandes empresas tractoras; fortalecer la infraestructura de movilidad; potenciar el uso de energía limpia y renovable; generar, atraer y retener el talento humano de la región y de Latinoamérica.

Además, de estrategias de inclusión social, paz laboral, fortalecimiento de la economía interna, entre otras acciones como generar nuevos polos de desarrollo.

Refirió que estas acciones pueden materializarse mediante encuentros de negocios, sustitución de importaciones, mayor contenido regional en cadenas de proveeduría, desarrollo de proveeduría local, profesionalizar a las pymes, etcétera.

estados@eleconomista.mx