Cada día, el estado de Querétaro recibe 67 nuevos habitantes, cerca de 11% por arriba de los 60 pobladores que salen de la entidad, de acuerdo con la información del Consejo Estatal de Población (Coespo).

El secretario técnico de la Coespo, Juan Carlos Oceguera Mendoza, explicó que el flujo de migración representa un saldo positivo para la entidad, dado que son semejantes el número de personas salientes y el de entrantes.

Entre los factores que más influyen en los niveles de migración, destacan el mercado laboral y la oferta educativa, lo que refiere un intercambio poblacional positivo entre Querétaro y las entidades federativas hacia donde migran los queretanos, mencionó el coordinador.

Son estimaciones, éstas se hacen por estudios del Consejo Nacional de Población; con base en los censos se determinan estos flujos, estamos hablando de cerca de 67 personas diarias que ingresan, pero también estamos considerando que cerca de 60 se van, entonces tenemos un saldo neto positivo , consideró.

Los que más reciben

En el caso de Corregidora (una de las demarcaciones con mayor crecimiento), se expone en el reporte que 41% de su población es originaria de otros municipios o entidades federativas de la República.

Las zonas metropolitanas (ya que cuenta con dos) del estado se han convertido en importantes atrayentes poblacionales, a causa del crecimiento de desarrollos habitacionales, de servicios y de ofertas laborales, contextualizó Oceguera Mendoza.

El Marqués y Querétaro son otros dos territorios que presentan una población originaria de otros estados.

Actualmente, la población del estado se estima en 2 millones 38,000 habitantes: 51% son mujeres y 49% hombres. La edad promedio es de 26 años y la población total representa 1.7% del indicador nacional.

Querétaro experimenta una tasa anual de 2.5% en crecimiento poblacional. El coordinador estatal refirió que este indicador representa un indicador moderado para la entidad.

viviana.estrella@eleconomista.mx