Querétaro ocupa el lugar 10 en muertes de jóvenes por accidentes automovilísticos por manejar embriagados, por lo que 16 universidades exigieron que se aplique como medida de prevención el alcoholímetro. Dentro del marco del segundo Encuentro Universitario del Proyecto de Cultura Vial, el secretario de Gobierno, Jorge López Portillo, aceptó que es un problema grave de salud pública en la entidad.

Ante comunidades universitarias, acotó que entregará su petición al gobernador José Calzada, aunque anticipó que la implementación del alcoholímetro es difícil.

Indicó que el municipio de Querétaro concentra la mayor incidencia de accidentes y le siguen San Juan del Río, Corregidora y El Marqués.

Las vías donde se registran más accidentes por este motivo son Bernardo Quintana, 5 de febrero, Paseos de la República y Constituyentes.

La secretaria de la Juventud, Andrea Spinolo, mencionó que hay un accidente automovilístico por cada cinco habitantes y que es la principal causa de deceso en jóvenes de 15 a 35 años de edad, de acuerdo con el Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (Conapra).

elvia.buenrostro@eleconomista.mx