La falta de homologación entre las plataformas del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y otras instituciones dificulta la contabilidad para las empresas, advirtió Manuel Ríos Zúñiga, presidente de la Asociación de Fiscalistas del Estado de Querétaro (AFEQ).

Dijo que si bien la plataforma electrónica del SAT ha mejorado su operación a lo largo del 2014, este tipo de situaciones aún impide que las firmas cumplan de manera más eficiente con las disposiciones contables y patronales.

El problema que vemos es que como la plataforma del SAT trabaja con archivos denominados Java, muchas veces bajas uno y te elimina los demás, y las autoridades no han homologado sus plataformas, así que, por ejemplo, puedes entrar a la página del SAT pero luego no puedes entrar a la plataforma del IMSS y viceversa , comentó.

En este sentido, se le solicitó a la autoridad hacendaria hacer un esfuerzo en homologar su página web en ese tipo de atributos, pero su respuesta fue que habría que tener una máquina para el IMSS y otra para el SAT, y es algo que no todos los colegas pueden hacer , lamentó.

Sin embargo, Ríos Zúñiga confió en que el sistema del SAT opere sin problema hacia los meses de marzo y abril de este año, cuando todos los contribuyentes deben realizar su declaración anual.

Agregó que una ventaja es el cambio en el sistema, donde ahora se trabajará en una plataforma que por ejemplo considera información precargada del contribuyente.

Asimismo, aseguró que 80% de las empresas que registran ingresos superiores a 4 millones de pesos ya están listas para realizar su contabilidad electrónica.

No obstante, el presidente de la AFEQ comentó que para la declaración correspondiente al 2014 se verán los efectos de la reforma fiscal, donde las empresas habrán resentido algunas medidas, como la no deducción inmediata de los activos fijos.

Aumentan costos

Por otra parte, el presidente de la asociación expresó que la reforma fiscal ha generado un incremento en los costos para los contadores de entre 20 y 30% en sus servicios, debido a la necesidad de contratar más personal y capacitarlo sobre las nuevas disposiciones hacendarias.

Y no todos están listos para la contabilidad electrónica porque (las autoridades) siguen metiendo modificaciones, (pero) esperemos que ésta sea la última porque la autoridad ha cambiado en dos o tres ocasiones , manifestó Ríos Zúñiga.