Tijuana, BC. El talento humano y las mejores prácticas de manufactura han sido las claves del éxito para la planta de Welch Allyn instalada en Tijuana, empresa fabricante de todos los termómetros que se utilizan alrededor del mundo.

Fundada en 1915 con sede en Nueva York, Welch Allyn es uno de los fabricantes líderes de equipos de diagnóstico médico y de una variedad de productos digitales que ayudan a los médicos y enfermeras a desarrollar su trabajo.

La planta ubicada en Tijuana, con una plantilla de 730 empleados, es la única del corporativo que fabrica los termómetros que se utilizan en todo el mundo, comentó Irma Ávalos, gerente de Recursos Humanos de Welch Allyn.

Los productos que manufacturamos en Tijuana son baumanómetros de presión, termómetros eléctricos, lámparas para consultorio, sensores de módulo y monitores para signos vitales. Podría decir que más de 90% de los médicos en todo el mundo utiliza productos Welch Allyn , destacó.

Crecimiento, a pesar de la crisis

Esta empresa es joven en Tijuana; apenas tiene cinco años de operaciones y se ubica en un edifico de 108,000 pies cuadrados, con planes de arrendar por un periodo de 10 años, con opción a renovar el contrato por dos periodos más de 10 años cada uno, dado el éxito que ha tenido.

La inversión inicial de Welch Allyn en Tijuana fue de 10 millones de dólares, pero esta cifra va en aumento, toda vez que en noviembre del 2010 el corporativo estadounidense absorbió otra empresa y atrajo más líneas de producción a Tijuana.

De la operación, 66% fue transferido a la planta de Tijuana, eso representó un crecimiento de 36% y la generación de 640 nuevos empleos, por lo que la meta principal es ese proyecto; la parte fuerte ya se dio en los primeros meses. En junio estaremos terminando de implementar la última línea de producción , manifestó Irma Ávalos.

La directiva afirmó que la empresa ha tenido márgenes de crecimiento, aun cuando en el 2008 se desató la crisis económica; sin embargo, por el tipo de productos que fabrica Welch Allyn, la debacle no fue un verdadero problema.

Julie Shimer, presidenta de Welch Allyn, destacó que la planta de Tijuana fabrica cerca de 150,000 baumanómetros por semana, 4 millones de cubiertas para termómetros al día y 80 lámparas diarias.

Aseveró que la calidad de la mano de obra ha sido factor para aumentar sus ganancias 10% durante el 2010 y por ello se decidió expandir las operaciones para este 2011.

Ávalos enfatizó que la empresa promueve la sustentabilidad en todas sus plantas, de ahí que se comienzan a usar paneles solares en algunas locaciones, mientras que en el 2009 comenzó una campaña de reciclaje, en la que se exhorta a no usar productos con mercurio por ser contaminante.

El trabajador, un elemento sustancial

Midiendo la recuperación

Una de las características de Welch Allyn es su ambiente laboral, el cual la ha llevado a colocarse durante los últimos tres años entre las 100 mejores empresas para trabajar en México, según Great Place to Work.

Yo creo que uno de los factores que determinan este tipo de reconocimientos tiene que ver con nuestras prácticas de capital humano; tenemos un programa de reconocimiento del talento y una comunicación muy abierta con los empleados , indicó Irma Ávalos.

Eso nos da una tasa de rotación muy baja, de 1.6% en promedio, muy por debajo de lo que se maneja en la industria.

Nuestra filosofía es entregar productos de calidad a costos competitivos , comentó la Gerente de Recursos Humanos.

La percepción de Welch Allyn en Tijuana es que la economía se está recuperando lentamente, pero a paso firme, lo cual han mostrado otras compañías en la ciudad.

Están manifestando cierto nivel de crecimiento, yo creo que vamos en la rampa de ascenso; lento, pero seguro , afirmó Ávalos.

La firma tiene plantas en EU, Irlanda, Alemania, Inglaterra y México. (Sandra Cervantes)

[email protected]