Walmart de México vuelve omnicanal y digitalización sus proyectos de foco de desarrollo en el corto plazo, donde se incluye la instalación de wifi en todas sus unidades (excepto Bodega Aurrerá Express y farmacias Medimart), la ampliación del proyecto kioskos, y hasta la contratación en recursos humanos.

El grosor de unidades comerciales de Walmart en Mexico es de 2.342, de las cuales la meta es que al primer semestre del próximo año 1.363 de ellas cuenten con wifi para impulsar la compra en sus tiendas que por eficiencia de espacio han migrado parte de su catálogo a la plataforma de comercio electrónico, indicó Guilherme Loureiro, presidente y CEO de Walmart México. 

De las 1.363 unidades que entrarán a la digitalización de wifi, los 162 Sam’s y al menos otras 20 unidades de sus otros formatos ya cuentan con la modalidad, dijo el director de bienes raíces de la mayor minorista del país, Gastón Wainstein.

Walmart inició su trayectoria en el ecommerce hace no más de un lustro, pero el mayor empuje inició hace un año, debido a que tomaron la decisión de optimizar espacio, iniciaron el proyecto de integrar kioskos en sus formatos Bodega Aurrerá, que son el 77% de sus unidades, y su mayor impulsor en las ventas consolidadas, dicho proyecto inició con la visión de convertir a los no compradores en línea, teniendo como resultado que el ticket de esos kioskos es 20% mayor al de la compra tradicional, dijo Olga González, directora de administración y finanzas de la compañía. 

Loureiro mencionó que durante el proyecto de los kioskos descubrieron que 80% de los clientes de Bodega Aurrerá tienen un smartphone, pero no cuentan con plan de datos, de ahí la iniciativa de brindar wifi como un servicio extra a los consumidores, un beneficio que consideraron importante para todos sus clientes sin importar su cadena predilecta. 

maria.rodriguez@eleconomista.mx