Pasaron 11 años del lanzamiento de Changomas en Argentina, la marca que permitió a Walmart entrar con superficies más chicas a la Ciudad de Buenos Aires y expandirse a otras provincias. Ahora, la empresa de origen norteamericano decide dar un paso más en la diversificación de sus canales para llegar al consumidor y lanza Punto Mayorista, marca que tendrá sus propias tiendas de venta por volumen.

La compañía ya había incursionado en la venta mayorista con sus Sam’s Club luego de su arribo al país en 1995. Sin embargo, este modelo que tenía un esquema de membresía no funcionó en la coyuntura local de ese momento y la marca dejó el país en el 2000. Ahora retoma la apuesta con un modelo por volumen, aunque sin membresía para sumar a los pequeños comerciantes a su perfil de clientes.

Con una inversión de 2.6 millones de dólares, la cadena, que recientemente cambió su gerente general, designó a Dolores Fernández Lobbe e inició hace un año una prueba piloto en Quilmes, en Avenida Calchaquí en un supermercado Walmart que ofrecía doble precio: por unidad y otro valor con descuento por volumen.

Con los resultados en la mano la empresa decidió cambiar la marca por la nueva que va a enmarcar la expansión hacia otros puntos del país. El primero ya tiene fecha de inauguración con una inversión de 3.5 millones, septiembre-octubre en la ciudad de Córdoba, plaza muy competitiva en los canales mayoristas junto con Mendoza.

A diferencia de otros jugadores del sector, el modelo que eligió la empresa para su nueva apuesta es mixto: siguen siendo minoristas, e incluso tributan como tales, con descuentos por venta por volumen que pueden llegar, dependiendo de la categoría, hasta 20 por ciento.

“Creemos que tenemos una propuesta superadora para el sector: una experiencia con estándares de Walmart con precios muy competitivos tanto para clientes minoristas como comerciantes locales. Es una alternativa cómoda, conveniente, a muy buen precio y formal”, explicó al El Cronista Gonzalo Gebara, chief administration officer de Walmart en Argentina y Chile.

Con esta idea, se acondicionó la tienda Punto Mayorista de manera que no pareciera un galpón. Así se invirtió en mobiliario, una heladera que facilita hacer la reposición por atrás y líneas de caja que permiten la movilidad con changos (carritos de supermercado) más grandes. Además, cree poder diferenciarse con una oferta de mercadería más amplia que los mayoristas tradicionales que incluye parte de su línea textil y parte de electro.

La estrategia de la empresa también apuntaría a hacerse de un porcentaje del mercado de consumo masivo que hoy se mueve en la informalidad —según números que se manejan en el sector—, más de 60 por ciento.

El ejecutivo también reconoció que “con el tiempo hay una dinámica de consumo nueva en Argentina y nos estamos adaptando e innovando para poder ofrecer una alternativa superadora en este sentido”. Se refiere, entre otros, a los indicadores de caída de consumo, especialmente en el canal supermercados —12.6% interanual según el Indec— aunque este último año los mayoristas no quedaron afuera de esta coyuntura.

Para hacerle frente a la crisis y luego de cerrar una de sus sucursales y vender otras 12 a la española Dia, Walmart apuesta a focalizarse en locales medianos y grandes a la vez que apuesta a la venta online y el desarrollo y lanzamiento de marcas propias que hoy representan 15.3% de sus ventas; asimismo, esperan que terminen el año en 18%, participación récord.

Habrá afectaciones en 90 tiendas

En Chile, sindicato de Walmart iniciará huelga

Tras cuatro días de mediación con la empresa, el sindicato de trabajadores de Walmart oficializó que el miércoles 3 de julio parte la huelga, que afectará, en primera instancia, a 90 locales de la supermercadista norteamericana.

El presidente del Sindicato Interempresa Líder de Trabajadores de Walmart, Juan Moreno, fue enfático: “La multifuncionalidad que piden del trabajador la quieren hacer gratis”.

Esto porque, a juicio de Moreno, la empresa hace un tiempo que ya está llevando a cabo la transformación digital, que implica máquinas inteligentes que ya no requiere el mismo personal que antes. A su vez, los trabajadores piden homologar los beneficios y derechos entre todas las marcas de Walmart.

“Cuando hablan de salas inteligentes piden que los trabajadores se modernicen, pero si quieren transformación, tiene que ser con derechos y garantías”, señaló el sindicalista. Dada la situación entre Walmart y sus trabajadores, el ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, lamentó que la empresa no llegase a un acuerdo con los trabajadores.

“Naturalmente, el ejercicio de la huelga es un derecho de los trabajadores, lamentamos que no haya habido un acuerdo para evitar una situación como esa, que sin lugar a dudas causa problemas a las personas, específicamente a los clientes de los locales afectados. Mi llamado es a que encuentren un terreno común para llegar a un acuerdo y evitar este tipo de medidas, que son de último recurso”. (Con información de Diario Financiero/Chile)