Con la compra del negocio de vidrio plano de PPG Industries por 750 millones de dólares, la empresa mexicana Vitro retoma su expansión vía adquisiciones, además de abrirse puertas en el mercado norteamericano, donde tenía una presencia mínima.

Es un paso muy importante porque nos permite consolidar uno de nuestros negocios al adquirir a un líder tecnológico en lo que se conoce como capas de vidrio, las cuales funcionan para protección solar en los edificios y casas, además de que permiten ahorrar energía. Por otro lado, esta adquisición nos abrirá las puertas de nuevos clientes y áreas de distribución en Estados Unidos , comentó Claudio del Valle, director de Administración y Finanzas de Vitro.

En entrevista con El Economista, el directivo detalló que de concretarse la compra del negocio de la firma estadounidense, las ventas de Vitro se incrementarán en 65%, aproximadamente.

Ayer jueves, el fabricante mexicano de vidrio anunció que ha llegado a un acuerdo con PPG Industries (que compró Comex en el 2014) para adquirir su negocio de vidrio plano por 750 millones de dólares, el cual incluye cuatro plantas productivas con un total de cinco hornos en Estados Unidos, un Centro de Investigación de Vidrio Plano y cuatro centros de procesamiento de vidrio en Canadá.

Esta operación, basada en cifras del 2015, hubiera llevado a Vitro a contar con unas ventas y un UAFIR Flujo Pro-orma estimado de 1,444 millones de pesos y de 321 millones de dólares respectivamente. Así mismo la razón Deuda Bruta/UAFIR Flujo Proforma sería de 1.61 veces y la Deuda Neta/UAFIR Flujo Proforma de 1.06 veces.

De acuerdo con Claudio del Valle, Vitro cuenta con 420 millones de dólares en caja; parte de este efectivo podrían utilizar para financiar la adquisición y buscaríamos adquirir una deuda de 500 millones de dólares aproximadamente .

Cabe recordar que en mayo del 2015, la compañía vendió por 2,150 millones de dólares su negocio de envases de alimentos y bebidas a Owens-Illinois (O-I), con el objetivo de mejorar su estructura financiera, pues podría pagar su deuda que tenía en aquel entonces de 1,175 millones de dólares, además de contar con efectivo para expandir categorías con las que permanecería (vidrio plano, envases para cosméticos y perfumería, así como carbonato y cloruro de sodio).

Tenemos una serie de proyectos orgánicos que ya hemos iniciado, por ejemplo, la construcción de un nuevo horno de vidrio flotado; una inversión en cloruro de calcio, entre otros. Si se nos presenta algún otro proyecto estratégico que nos genere valor, lo analizaremos , concluyó el director de Finanzas de Vitro.

Compra agrada a analistas

Analistas coincidieron en que la compra de Vitro es positiva para la empresa. Llega en un buen momento y le beneficia por el tipo de cambio actual. Desde que Vitro vendió su negocio de envases de vidrio le dio la vuelta a su situación: pagó su deuda en dólares, ya no tiene costos financieros, está generando utilidades, tenemos una muy buena perspectiva de la empresa , opinó Juan Rich, de Grupo Financiero Interacciones.

Por su parte, José María Flores, de Grupo Financiero Ve Por Más, consideró que la compra llevaría a Vitro a una expansión a un mercado más grande y rentable alcanzando el liderazgo a nivel mundial en la industria de vidrio plano.

karina.hernandez@eleconomista.mx