La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) publicó, en el Diario Oficial de la Federación, la creación del Programa de Verificación Voluntaria, que permitirá a los empleadores inscribirse, de manera digital, y evitar inspecciones ordinarias, siempre y cuando cumplan con los requisitos.

No obstante, la autoridad no renunciará a su facultad de vigilar el cumplimiento por parte de los empleadores de las obligaciones laborales establecidas en la normatividad laboral y la aplicación de las sanciones correspondientes en caso de incumplimiento. 

El programa forma parte de los Mecanismos Alternos a la Inspección, que son los esquemas que la STPS puso a disposición de los empleadores para que informen o acrediten el cumplimiento de la normatividad laboral, incluida la utilización de los organismos privados para su evaluación, las acciones de concertación y colaboración a través de convenios, avisos de funcionamiento, cuestionarios, evaluaciones o requerimientos análogos para que los patrones o sus representantes y los integrantes de las comisiones que deben existir en los centros de trabajo, proporcionen la información requerida.

De acuerdo con la dependencia, el programa tiene por objetivo una mayor cobertura y racionalización de los recursos y servicios que proporciona la inspección del trabajo y, por la otra, que “los patrones cuenten con esquemas alternativos que les permitan, de manera sencilla, transparente, amigable y gratuita, dar cumplimiento a las obligaciones que derivan de la normatividad laboral, así como, incentivar el cumplimiento en beneficio del propio centro de trabajo y de los trabajadores”.

Los aspectos que los patrones podrán reportar de manera voluntaria son: el nivel de cumplimiento de las condiciones generales de trabajo, capacitación y adiestramiento, seguridad y salud, entre otros aspectos, que prevalecen en sus centros de trabajo.

Cabe destacar que la administración y operación del programa estará a cargo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, a través de la unidad de Trabajo Digno, la dirección general de Previsión Social y la dirección general de Inspección Federal del Trabajo, cada una en el ámbito de sus competencias.

De acuerdo con abogados laborales, esta no es la primera vez que se utiliza un programa de verificación voluntaria; “antes ya existieron otros programas como Cumplilab o PASST, pero ninguno se ha consolidado, y es importante que se logre mantener un nivel de cumplimiento, sobre todo con los cambios que se han experimentado en materia laboral en el país”, dijo Óscar de la Vega, socio fundador de De la Vega & Martínez Rojas.

Son sistemas alternos a la inspección laboral, pero únicamente veían aspectos en materia de seguridad y salud en el trabajo y sin duda les faltó mayor difusión y actualización. Recordó que Declaralab se vinculó con algunos módulos del Programa de Autogestión en Salud y Seguridad en el Trabajo (PASST), lo que volvió complejo su uso.

Las empresas esperan que los programas de autovigilancia sean sencillos, que se trate de sistemas ágiles que permitan dar cumplimiento al marco normativo y que las inspecciones no se conviertan en una dificultad ante tantos cambios que se experimenta en materia laboral.

kg