Para resolver el desabasto de gas en el país, la única solución a corto plazo que vislumbra la Asociación Mexicana de Gas Natural (AMGN) es aumentar el volumen de importaciones, con lo que se encarece el precio del hidrocarburo, restándole a la industria la ventaja competitiva que tiene hoy en día.

Agustín Humann, presidente de la AMGN, aseguró que para soportar la demanda se abrirán canales como el aumento de compras al extranjero de gas natural licuado (GNL) –que no requiere conducción por ducto y, por tanto, no satura el sistema–, lo que agrega el costo de transporte al usuario final, que también podría pagar más si se compra en mercados como Sudamérica, perdiendo la ventaja geográfica de pertenecer al mercado norteamericano, que es el más barato del mundo, donde el gas cuesta un promedio de 2.5 dólares por millón de BTU, mientras que en Europa alcanza los 9 dólares y en Japón los 16 dólares por millón de BTUs (British Thermal Units, que en gas equivalen a 1 pie cúbico).

Se hará lo que sea necesario y asumiremos las consecuencias todos, los industriales, los transportistas que ya estamos siendo afectados y pues, si es necesario, compraremos gas más caro con una tarifa transferible al usuario final. Las causas de esta situación crítica por la que pasamos pueden ser muchas, lo cierto es que sí es crítica y no podemos negarla , dijo el presidente de la AMGN Agustín Humann a El Economista.

En un año, las importaciones de gas por parte de Petróleos Mexicanos (Pemex) aumentaron 17% al situarse en un promedio de 985 millones de pies cúbicos diarios durante los primeros seis meses del año; si se compara con lo que se importaba hace cinco años, la compra de gas al extranjero ha aumentado 155% y, dado el crecimiento en la demanda, irá a la alza, según el Presidente de la AMGN.

De acuerdo con Humann, las empresas más afectadas son la del vidrio y cerámica, la cuales en cada corte de gas se ven obligadas a apagar hornos, lo que descompone la materia prima que trabajan; hasta el momento no se han realizado cortes ni para el sector doméstico ni el comercial (incluyendo hospitales, cárceles y escuelas), aunque no se descarta la posibilidad de que el desabasto afecte también a estos sectores, que sólo representan 4% del total de consumidores, ya que la Comisión Federal de Electricidad y Pemex consumen 85% del gas y el resto lo demanda el sector industrial. Por la distribución de los ductos a lo largo del territorio nacional, los principales afectados son los poblados de la zona del Bajío del país, que es el destino final del recorrido que hace el gas desde el sur del país luego de bifurcarse en el centro.

SIN VISOS DE SOLUCIÓN

Humann explicó que desde la última reunión, celebrada hace un mes, no ha habido acercamientos entre la IP y la Secretaría de Energía (Sener) para establecer soluciones al desabasto de gas, que ha provocado cerca de 20 alertas críticas en lo que va del año, obligando a los industriales a reducir hasta en 40% sus consumos por falta del hidrocarburo en el Sistema Nacional de Gasoductos de Petróleos Mexicanos.

Pide reducir consumo del hidrocarburo

LANZA PEMEX GAS OTRA ALERTA CRÍTICA A INDUSTRIALES

Pemex emitió ayer otra alerta crítica para la reducción del consumo de gas en el sector industrial durante 24 horas, con lo que suman 20 las alertas en lo que va del año, ante lo que el sector empresarial exigió al gobierno que aumente las importaciones del energético asumiendo el costo que esto implique, ya que ellos no están dispuestos a pagarlo, sentenció Francisco Funtanet, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales.

Pedimos que se importe gas por el puerto de Manzanillo, pero queremos dejar en claro que la industria no está dispuesta a asumir el sobreprecio por el gas, la regla es clara. El sobreprecio lo tiene que asumir el gobierno , acotó el líder industrial.

De acuerdo con Pemex Gas, se han emitido poco más de 100 alertas críticas para reducir el consumo desde la liberación del mercado del gas, en 1995, de las cuales 20 corresponden al 2012; tan sólo en el último mes han sido tres las alertas y una de ellas, según la Asociación Mexicana de Gas natural, con la orden de restringir en 40% la toma del hidrocarburo durante 48 horas.

En la última alerta, la paraestatal aseguró que una descarga eléctrica provocó la salida de operación de la Estación de Medición y Control Cauchy, en el activo integral Veracruz, la cual inyecta gas al Sistema Nacional de Gasoductos; derivado de la conformación física de los gasoductos, que inicia con inyecciones de las áreas petroleras del sureste en y la costa norte del país y se bifurca hacia el centro para terminar en occidente, la zonas que sufrieron una reducción en el empaque del hidrocarburo fueron el centro y el occidente del país.

La industria nacional únicamente consume 11% del gas del país, mientras que Pemex y la Comisión Federal de Electricidad acaparan 85% de éste para sus procesos y el resto se va a los sectores doméstico y comercial; recientemente, la Concamin denunció que durante las alertas críticas Pemex no reduce el gas que utiliza en sus operaciones.

(Karol García y Lilia González)

kgarcia@eleconomista.com.mx