El valor de ventas directas en México crecería 3% al cierre del 2019, similar al presentado en el 2018, de acuerdo con el presidente de la Asociación Mexicana de Ventas Directas (AMVD), Carlo Ledezma.

“Pretendemos que sea un periodo positivo en términos de ventas y crecimiento impulsado por los productos y tendencias que existen respecto del bienestar, la salud y el cuidado del hogar”, mencionó en entrevista.

Aunque no definió un monto total, señaló que la industria ha reflejado un aumento pese a los cambios económicos que suelen observarse tras el cambio en la administración federal pues, refirió, las personas suelen tener incertidumbre respecto a su empleo y comienzan a buscar formas de obtener un ingreso extra sin comprometer su horario laboral.

“Es una de las virtudes de la venta directa, la gente aquí puede decidir ser distribuidor independiente sin establecer una relación de supeditación laboral —sin ser nuestros empleados—, ellos pueden definir laborar en sus ratos libres”. Hasta el año pasado, se reportaron ventas en este segmento cercanas a 73,190 millones de pesos que, comparado con 71,060 millones de pesos reportados en el 2017, equivalente a un alza de 3 por ciento.“El resultado es bueno especialmente en un contexto donde ha prevalecido la incertidumbre”, indicó.

La venta directa es un canal de distribución donde se busca llegar al consumidor final sin depender de un retailer. Puede realizarse a través de internet, puerta a puerta o en puntos de venta para distribuir joyería, utensilios de cocina, productos nutricionales, cosméticos, artículos para el hogar, energía, seguros, entre otros.

La AMDV contiene a las empresas de mayor tamaño en México dedicadas a la venta de sus productos a través de este modelo de distribución. Actualmente, presenta 42 socios activos, que tienen un producto o servicio que comercializan, y cerca de 24 socios colaboradores son proveedores de los insumos necesarios para que las empresas puedan llevar a cabo su labor; las empresas asociadas representan alrededor de 85% del total de la industria en el país.

Lilia Valdés, shopper & retail manager de Kantar, División Worldpanel, indicó que las ventas directas presentan una tendencia creciente, ya que se presentan como un beneficio para las marcas al generar una mayor lealtad con los consumidores. “Para las marcas es un beneficio porque generan una relación con el consumidor, generan mayor lealtad hacia la marca e incluso la oportunidad de personalizar productos, de acuerdo como lo quiere el producto final”, expresó.

Según datos de la Federación Mundial de Asociaciones de Ventas Directas, al cierre del año pasado, México ocupaba el 7° lugar en ventas directas en el mundo con 3% de participación.