La próxima temporada vacacional de verano podría dejar una derrama económica superior a los 52,000 millones de pesos, anticipó la Confederación Nacional Turística (CNT).

En una evaluación previa a dicha temporada, el organismo turístico adelantó que se estima que viajarían aproximadamente 53 millones 785,000 turistas, en su mayoría nacionales (76.5%).

Especificó que l a derrama económica podría alcanzar los 52,383 millones de pesos, tanto por turistas que viajen dentro del país, como por los que vengan de otros y quienes hacen viajes de unas horas sin pernocta.

El porcentaje de ocupación esperado para verano de 2011, detalló, tendrá un comportamiento ligeramente menor al de julio y agosto del año pasado.

Sin embargo, señaló, es importante notar que durante el último año, el número de habitaciones de hotel disponibles en el país creció 4%, lo que podría justificar esa ligera caída.

Se estima que en julio, la ocupación hotelera llegaría a 54.44%, mientras que en agosto sería de 49.13%, cifras 1.3% y 0.34% menores a las de los mismos meses del año anterior.

Al respecto, la estimación preparada por la CNT, incluye el comentario de su presidente, Miguel Torruco Marqués, quien señaló que si bien 2010 fue un año de recuperación para el sector turístico, el cierre de Mexicana afectó la actividad.

Se espera que este año se presente una ligera recuperación en el turismo, pero básicamente nacional, pues los resultados de las mediciones del Banco de México, no permiten prever que el internacional mejore.

APR