Con la idea de impactar positivamente en los consumidores e impulsar la sustentabilidad en el planeta, la compañía enfocada en productos deportivos, Charly creó la colección Recycle donde a través del reciclaje busca generar un cambio.

“México es el segundo país que más consume PET en el mundo, un plástico que por su bajo costo, facilidad y flexibilidad para trabajar, ha ganado inmensa popularidad entre las empresas. Pero que a su vez es un material que puede reciclarse y aprovechar para diversos procesos de producción, entre ellos la generación de fibras e hilos que decidimos usar para las piezas de nuestra colección Recycle, tanto para calzado como prendas deportivas”, comentó Rafael Rosas, Brand Manager de Charly.

La nueva colección, que estará activa de manera permanente, está creada hasta en un 80% de materiales reciclados, lo que quiere decir que las fibras e hilos fabricados son de botellas de PET, para esta línea se utilizaron aproximadamente 191,100 botellas, con lo que podría cubrirse 1.2 canchas de fútbol colocando una botella al lado de la otra o si se apilaran una sobre la otra, alcanzaría 11 kilómetros de altura.

“Creemos que esta colección nos ha ayudado a despertar el interés del consumidor en participar por un mismo objetivo, darle una voz a la naturaleza y sumarse al cambio al buscar y consumir marcas con acciones en favor de la ecología y del cuidado del planeta para sustentar la vida humana”, concluyó Rafael Rosas.

La producción de Recycle está hecha en México y Asia y todas las colecciones son sometidas a pruebas de calidad, con lo que se garantiza un buen producto.

viridiana.diaz@eleconomista.mx