La firma petroquímica Unigel, fabricante de precursores de fibras sintéticas en México, lleva dos meses en paro total de actividades por falta de proveeduría de materia prima por parte de Petróleos Mexicanos (Pemex), lo que los ha obligado a importar sus productos para cumplir con los compromisos contratados en el país, incrementando hasta nueve veces sus costos de operación, denunciaron sus directivos.

Abraham Klip Moshinsky, director general Unigel, con 10 años en México, aseguró que la falta de abasto de propileno por los bajos niveles de refinación de la estatal ha provocado que las actividades en sus plantas Cosoleacaque y Morelos, Veracruz, se dediquen únicamente a la recepción y distribución de acrilonitrilos importados de otras plantas de la firma en el mundo, porque en su sociedad de proveeduría con Pemex es imposible asumir los elevados costos operativos de la estatal.

En entrevista detalló que en los últimos tres años, Unigel, que tiene 70% del mercado de acrilonitrilos con un abasto anual de 60,000 toneladas, ha dejado de operar un total de 365 días por falta de materia prima para sus actividades. Esto significa que estuvieron parados uno de cada tres días.

La nueva orientación de Pemex es más financiera inmediatista y no toma en cuenta lo que no le reditúa inmediatamente, aunque sean beneficios ya pactados o que traerán estabilidad y rentabilidad segura en el largo plazo. No podemos trabajar un mes de cada tres y pagar los costos fijos por eso , expuso.

El directivo explicó que su empresa ha buscado todo tipo de negociaciones con la estatal, como compra o renta de sus activos, asociaciones para la fabricación de algún producto en específico, intercambios de personal o lo que Pemex considere para no disminuir su abasto, sin que hasta el momento hayan llegado a acuerdos.

Peligra su presencia en México

El miembro del consejo de Unigel, Henri A. Slezynger, en Brasil, detalló que no resistirán mucho más esta situación de fabricar a tope en otras plantas del mundo para satisfacer el abasto en México.

Hicimos inversiones superiores a 600 millones de dólares en México y hoy tenemos 600 empleos directos acá y todo esto está en riesgo. Pemex atraviesa un momento difícil por el precio del petróleo pero para nosotros en la industria es una pérdida irrecuperable y cuando Pemex se recupere, que claro se va a recuperar, el núcleo que representa la industria petroquímica habrá desaparecido , aseveró.

El propileno es un derivado de la refinación petrolera de la cual se obtiene etileno que antes surtía Pemex Petroquímica, pero ya que las refinerías están operando a menos de la mitad de su capacidad en promedio, no le surten propileno a Pemex Transformación Industrial y por tanto no surten a sus clientes.

kgarcia@eleconomista.com.mx